MENÚ
jueves 18 julio 2019
18:05
Actualizado

Benet retira su amenaza de dimitir del Gobierno de Israel

Una decisión que aleja un posible adelanto electoral

  • El ministro israelí de Educación, Naftali Benet, y la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, anuncian que mantienen su apoyo a Netanyahu, esta mañana
    El ministro israelí de Educación, Naftali Benet, y la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, anuncian que mantienen su apoyo a Netanyahu, esta mañana / Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

19 de noviembre de 2018. 11:41h

Comentada
larazon.es.  19/11/2018

El ministro israelí de Educación, Naftali Benet, y la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, anunciaron hoy que mantienen su apoyo al Gobierno, lo que aleja un posible adelanto electoral, a pesar de mostrar su descontento con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, por la tregua con Gaza, y exigirle que "cambie el rumbo" de la Defensa del país.

"Si el Gobierno va a ser de verdad de derechas y de verdad va a cumplir sus promesas, nos quedamos", declaró Benet, líder de la formación ultranacionalista Hogar Judío y socio de la coalición gubernamental liderada por Netanyahu, en una rueda de prensa.

El ministro criticó duramente la forma en la que el mandatario gestionó la última escalada militar con el movimiento islamista Hamás en Gaza, la peor desde la Guerra de 2014, que acabó con un alto el fuego de las milicias palestinas.

"Si de verdad dice que Israel volverá a ser fuerte retiramos nuestras demandas", abundó Benet, que la semana pasada, tras la crisis desatada por la dimisión del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, condicionó su apoyo a la coalición gubernamental a ser nombrado en esa cartera, que finalmente ha ocupado el propio Netanyahu.

Pese al desacuerdo con el primer ministro, que defendió no seguir atacando Gaza tras el cese el fuego, Benet dijo que "cree al primer ministro en sus promesas de anoche", y declaró que se pone "a sus órdenes".

Netanyahu anunció ayer que se ocuparía él mismo del cargo de Defensa y pidió a sus socios que mantuvieran su apoyo a la coalición gubernamental para evitar un adelanto electoral con el país "en una situación de seguridad compleja".

Ante la posición del primer ministro, Benet dijo "preferir" que él le gane "en una lucha política antes de que Israel pierda", pero exigió "un cambio de dirección en el barco de Defensa" y políticas más contundentes con los palestinos.

El titular de Educación declaró que para modificar el rumbo hacían falta acciones como "demoler" el pueblo beduino de Jan al Ahmar, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania, así como "dejar de hacer campamentos de verano para terroristas, dejar de pagar a los terroristas".

Además, reclamó "no más palabras, sino hechos" y exigió medidas más contundentes contra el terrorismo.

La posición de Benet da un respiro a Netanyahu, que durante los últimos días estuvo ocupado en consultas con sus socios de Gobierno para evitar un adelanto electoral.

Varios miembros del Gabinete de Seguridad se opusieron a la tregua con las milicias palestinas, lideradas por el movimiento islamista Hamás, y Lieberman, que demandaba una operación militar de envergadura, dimitió al considerar ese cese de la violencia como una "sumisión al terror". Efe

Últimas noticias