MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
17:59
Actualizado

Destituido el ministro de Interior austriaco tras el escándalo del vídeo en Ibiza

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha cesado a Herbert Kickl para evitar posibles injerencias en la investigación del caso de corrupción del vicecanciller Heinz-Chtistian Strache en el que negociaba contratos públicos a cambio de donaciones al partido

  • El ministro de Interior austriaco, Herbert Kickl, en una rueda de prensa
    El ministro de Interior austriaco, Herbert Kickl, en una rueda de prensa /

    AP

Tiempo de lectura 2 min.

20 de mayo de 2019. 21:22h

Comentada
larazon.es 20/5/2019

El canciller austriaco, Sebastian Kurz, ha anunciado este lunes la destitución del ministro de Interior, Herbert Kickl, para evitar posibles injerencias en la investigación del escándalo de corrupción que ha provocado la caída del vicecanciller Heinz-Chtistian Strache.

"Creo firmemente que lo que necesitamos ahora es transparencia completa y total y una aclaración independiente", ha afirmado Kurz en declaraciones a la prensa.

El Partido de la Libertad (FPÖ) de Strache y Kickl había amenazado con retirar a todos sus ministros del Gobierno si Kickl era destituido, una advertencia que se ha materializado poco después del anuncio de Kurz.

Kickl era el tesorero del FPÖ en 2017, cuando se grabó el vídeo que ha provocado el escándalo tras su publicación el pasado viernes. En las imágenes se puede ver a Strache negociando con representantes de un oligarca ruso en Ibiza la concesión de contratos públicos a cambio de donaciones al partido.

Strache, cuya formación es socio menor en esta coalición, decidió poner su cargo a disposición de Kurz, tras una reunión mantenida entre ambos en la mañana del sábado en la sede de la Cancillería en Viena.

La destitución de Strache ha provocado la ruptura del acuerdo de coalición que sustentaba el Gobierno de Kurz, líder del Partido Popular Austriaco (ÖVP). Lo más probable es que Kurz nombre a técnicos para asumir estos ministerios hasta las elecciones anticipadas, previstas para septiembre.

Por su parte, el principal partido de la oposición, el Partido Socialdemócrata de Austria (SPÖ) ha pedido la dimisión de Kurz y la formación de un gobierno de tecnócratas que asuma las funciones gubernamentales hasta los comicios.

Esta sería "la solución buena y sostenible" a la crisis política, ha afirmado la secretaria general del SPÖ, Pamela Rendi-Wagner, que ha rechazado así explícitamente la intención de Kurz de sustituir a los ministros del FPÖ por tecnócratas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs