MENÚ
viernes 21 septiembre 2018
12:38
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El peligro de la intromisión rusa en Europa

  • Putin, ayer, con la ministra austríaca
    Putin, ayer, con la ministra austríaca

Tiempo de lectura 2 min.

19 de agosto de 2018. 02:44h

Comentada
Igor Lukes.  19/8/2018

Uno de los temas principales en la cumbre fue el gasoducto Nord Stream. Muchos países de Europa Central se oponen. Ven en este proyecto una amenaza para su suministro de energía. Argumentan que aumentaría la dependencia de Europa y Alemania de Rusia. ¿Es correcto?

Algunos países de Europa Central, especialmente Polonia, se oponen al proyecto, pero no porque aumente la dependencia de Alemania de la energía rusa, aunque lo hará. Se oponen porque Nord Stream los bordea. Su experiencia histórica es que cuando Alemania y Rusia se acercan, los países que están en medio quedan aplastados. Es cierto que no hay un Hitler, y Putin es un Stalin muy débil. Pero el pacto de Stalin-Hitler se vislumbra muy grande en la memoria histórica de los países que se encuentran entre las piedras de molino de Oriente y Occidente.

¿Por qué Alemania y la Unión Europea no ponen fin a las sanciones contra Rusia para ganar más estabilidad en Europa y llegar a un acuerdo importante?

Si quieres estabilidad, busca el cementerio más cercano. ¿Por qué están vigentes las sanciones? Habría que hablar de la anexión ilegal de Crimea por parte de Putin, su invasión militar del este de Ucrania, el derribo del vuelo MH-17 y la mentira al respecto, el uso de agente químico de carácter militar contra Sergei Skripal y la consiguiente mentira, la intromisión en la presidencia de Estados Unidos y otras elecciones europeas...

Rusia cree que el expansionismo viene de Estados Unidos, y no al revés. Washington está cada vez más cerca de las fronteras rusas. La OTAN sueña con que Ucrania se sume a sus filas...

A pesar de que ese argumento tiene un atractivo superficial, es falso. Es falso porque la OTAN no tiene planes ofensivos con respecto a Rusia. Esa es una fantasía lanzada por el Kremlin para justificar su interferencia en Bielorrusia, Ucrania, Georgia y las repúblicas bálticas. La OTAN no busca que Ucrania se sume a su organización. Por el contrario, cuando Trump se convirtió en el candidato republicano para la Casa Blanca, suprimió de su programa cualquier referencia a que Estados Unidos vaya a ayudar a Ucrania. Los países quieren unirse a la OTAN en busca de protección contra la intromisión y la seguridad rusas en general. Montenegro es el último ejemplo. Debemos apoyarlos porque tener fronteras claramente trazadas es una contribución a la estabilidad, y la estabilidad significa paz.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs