MENÚ
sábado 19 octubre 2019
23:43
Actualizado

El Vaticano reconoce a Palestina dentro de la solución de los «dos Estados»

Ciudad del Vaticano.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de mayo de 2015. 01:29h

Comentada
Ciudad del Vaticano. 13/5/2015

El Papa Francisco pasa de las palabras a los hechos frente a la cuestión palestina. Hace poco menos de un año aterrizaba en Jerusalén durante su peregrinación a Tierra Santa y tras subrayar el «derecho a existir» del Estado de Israel, pedía que se reconociera igualmente «que el pueblo palestino tiene derecho a una patria soberana, a vivir con dignidad y a desplazarse libremente». Se mostraba entonces favorable a que la solución de los dos Estados fuera más que «un sueño» y pasara a convertirse «en una realidad». Aquellas palabras tomaron forma ayer con el reconocimiento formal por parte de la Santa Sede del Estado palestino. Lo hizo con la declaración conjunta de la comisión bilateral entre ambas naciones, dedicada a examinar la situación de la comunidad católica local. Este «acuerdo global», que será firmado en breve, es el fruto de las negociaciones mantenidas en los últimos años y concluidas ayer con un encuentro en Roma en el que participó monseñor Antoine Camilleri, subsecretario de la sección de la Secretaría de Estado dedicada a las Relaciones con los Estados, y el embajador Rawan Sulaiman, viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Multilaterales del Estado de Palestina.

El entendimiento entre la Santa Sede y Palestina quedará escenificado en la audiencia que el sábado concederá Francisco en el Palacio Apostólico del Vaticano al presidente palestino, Mahmud Abas. El «rais» tenía ya previsto acudir a Roma para participar en la ceremonia de canonización de las primeras santas de Palestina que tendrá lugar al día siguiente. Su visita alcanza ahora una significación aún mayor. Aunque tanto el Papa como el representante de la Santa Sede ante la ONU ya se habían mostrado anteriormente a favor del reconocimiento del Estado palestino, el anuncio de ayer actualiza la posición oficial del Vaticano ante esta cuestión.

El Gobierno de Israel reaccionó de forma negativa al anuncio. El primer ministro Benjamin Netan-yahu aseguró sentirse «decepcionado» por la decisión del Papa Francisco. «Este movimiento no promueve el proceso de paz y aleja a los líderes palestinos de un retorno a unas negociaciones directas y bilaterales», aseguró el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado. «Israel estudiará el acuerdo y considerará los pasos que toma de acuerdo a él».

La Santa Sede explicó en una nota que las conversaciones entre ambas delegaciones se desarrollaron «en una atmósfera cordial y constructiva». «Ambas partes coincidieron en que el trabajo de la comisión para el texto del acuerdo ya concluyó y que ese acuerdo será enviado a sus respectivas autoridades para la aprobación y la firma en una data futura próxima», agregó el comunicado. El portavoz vaticano, el jesuita Federico Lombardi, declaró que el documento supone una continuación de todo el proceso de negociación anterior, resaltando su mayor novedad: «Objetivamente este acuerdo va más allá, considerando la nueva situación. Está claro que se trata de un reconocimiento formal al Estado Palestino».

Cuando la Asamblea General de Naciones Unidas decidió el 29 de noviembre del 2012 por abrumadora mayoría reconocer a Palestina como Estado observador no miembro, el mismo estatus que tiene la Santa Sede, el Vaticano se mostró a favor de esta nueva posición. «La diplomacia vaticana sigue el consenso de las naciones: si la ONU reconoce un Estado, también lo hace la Santa Sede», explicó a LA RAZÓN pidiendo el anonimato una fuente eclesiástica. «Israel no tiene por qué hacerle pagar a la Iglesia esta decisión. Durante las negociaciones siempre se pone el principio de que ningún elemento político externo puede alterar los acuerdos alcanzados para regular la relación entre la Iglesia y el Estado israelí», añadió.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs