Internacional

Ucrania detiene el tránsito de gas ruso a Europa por primera vez

Kyiv justifica el primer corte parcial del suministro por los bombardeos en Lugansk. Propone reorientar el tránsito por otros gasoductos para esquivar el territorio en manos prorrusas

Ucrania está deteniendo el tránsito de gas ruso por una “fuerza mayor” a través de su tubería de gas en la parte de Lugansk ocupada por Rusia. Después de que perdió el acceso a las estaciones de tránsito de gas de Sojranivka y Novopskov, Ucrania ha advertido repetidamente sobre la incapacidad de garantizar el tránsito seguro de gas. Un tercio de todo el gas que pasa por Ucrania hacia otros países europeos llega por esta ruta. Ucrania ha asegurado que reorientaría el flujo a través de otros gasoductos en su territorio. Rusia advierte que Ucrania no podría cumplir esta promesa.

Hasta ahora, Ucrania ha logrado cumplir el acuerdo de tránsito del gas ruso a pesar de los intensos combates en gran parte de su territorio. 42.000 millones de metros cúbicos de gas transitaron a través de Ucrania en 2021. Rusia ha estado construyendo gasoductos para eludir el territorio ucraniano. Ya que no pudo lanzar el más reciente y el más infame, Nord Stream 2 a Alemania, no podría retener los niveles existentes de suministro de gas, 150.000 millones de metros cúbicos, sin utilizar la infraestructura ucraniana.

La región de Lugansk ha visto los combates muy intensos en las últimas semanas con sus ciudades sin suministro de electricidad, agua y gas. Los rusos controlan alrededor del 80% de su territorio. Algunas de sus tropas han logrado cruzar el río Siverskyi Donets para amenazar la ruta de suministro clave, la carretera Lysychansk-Bahmut. Sin embargo, los ucranianos lograron destruir el puente de pontones y una gran cantidad del equipo militar ruso y, según el gobernador Sergiy Gaidai, están cerca de asegurar el control sobre el pueblo de Bilogirivka, donde los rusos cruzaron el río.

La situación de los defensores ucranianos en la planta de Azovstal sigue siendo crítica. Los intentos de asaltar la planta, así como los bombardeos, han continuado sin parar. El líder formal de la así llamada República Popular de Donetsk, controlada por Rusia, advierte que la evacuación de los civiles desde la planta ha “desatado las manos de sus tropas”. El liderazgo ucraniano reconoce que no puede lanzar una operación militar para salvar a los suyos, ya que todavía carece de armas pesadas, como tanques, artillería y aviación para hacerlo. Mientras tanto, aseguran que Rusia ha descartado todas las soluciones diplomáticas para evacuar a los soldados heridos. Las tropas ucranianas dentro de la planta afirman que no están considerando la rendición porque están seguros de que no sobreviven el cautiverio.

Es posible que finalmente se estén agotando los suministros críticos. Uno de los soldados ucranianos le pidió recientemente a su esposa que buscara consejos sobre cómo sobrevivir más tiempo sin agua. El comandante de la infantería de marina ucraniana, Sergii Volynskyi, comparó previamente su situación con el reality show donde todo el mundo los está mirando pero no puede ayudar. Las esposas de dos soldados ucranianos se reunieron el miércoles con el Papa Francisco en Roma para pedirle ayuda y dijeron que “era su última esperanza”.

Las tropas ucranianas en Mariupol mantienen la conexión con el mundo exterior gracias a los sistemas de Internet satelital Starlink proporcionados por el empresario Elon Musk. Este último comentó recientemente que Starlink está siendo objeto de los ciberataques rusos cada vez más intensos. Su comentario viene después de la confirmación de que un gran ciberataque ruso dañó las redes ucranianas en la primera noche de la invasión buscando afectar su capacidad de defensa. Rusia ha tratado de cortar la conexión de televisión, Internet y telefonía móvil en todas las áreas ocupadas en Ucrania para reemplazarla con su propaganda. Sin embargo, las instituciones y empresas estatales rusas se han convertido en objetivos para muchos piratas informáticos, con el reemplazo ruso de YouTube, Rutube, siendo la última víctima.

El liderazgo instalado por Rusia en la región sur ocupada de Jersón indicó el miércoles que buscaría convertirse en parte de Rusia, sin proclamar una “República Popular de Jersón” en el modelo de Donetsk y Lugansk. Kirill Stremousov afirma que la decisión no necesitaría ningún tipo de referéndum y se basaría en la petición de las autoridades locales de Jersón. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comentó que el futuro de la región “dependería de sus residentes”. Según las autoridades ucranianas, hasta el 45% de los residentes de algunas localidades de la región se han marchado desde el inicio de la ocupación rusa con protestas pacíficas dispersadas violentamente y acceso limitado a alimentos y medicinas.

Rusia ha seguido bombardeando las posiciones ucranianas en otras regiones, como en Dnipro y Zaporiyia. A pesar de la afirmación rusa de centrarse en Donbás y el sur del país, el Estado Mayor del Ejército ucraniano todavía considera la captura de Kiev, la instalación de un gobierno títere y la anexión de gran parte de Ucrania como objetivos principales de Rusia en esta guerra.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo anteriormente en una entrevista con el Financial Times que Ucrania podría buscar restaurar completamente su integridad territorial militarmente si recibe suficiente ayuda militar y gana la batalla de Donbás. También reconoció que el derramamiento de sangre podría ser demasiado grande y que Ucrania podría verse obligada a negociar el fin de la guerra. Sin embargo, la perspectiva de la solución diplomática se está volviendo más distante “con cada nuevo Bucha”, a medida que se descubren más pruebas de las atrocidades rusas en Ucrania, según Volodimyr Zelenski. El presidente Ucraniano afirmó en su discurso el miércoles que la guerra terminaría “una vez que recuperemos todo lo que es nuestro”.

La oficina del Fiscal General de Ucrania ha registrado ya 10.700 delitos por las tropas rusas. Está a punto de comenzar el juicio del primer soldado ruso acusado de matar a un civil ucraniano. Se sospecha que Vadim Shysimarin, de 21 años, disparó a un local de 68 años con un AK-74 en la región de Sumy. Mientras huía de las tropas ucranianas en un vehículo robado, junto a otros soldados rusos, presumiblemente le disparó al hombre para evitar que informara a nadie sobre su paradero. Ahora está bajo custodia ucraniana.

El miércoles por la noche, la cámara baja del congreso de EE. UU. aprobó el paquete de ayuda militar a Ucrania por valor de 40.000 millones de dólares. Hasta el momento, EE. UU. se ha comprometido a suministrar a Ucrania 90 obuses M777 y más de 200 000 proyectiles, 16 helicópteros Mi-17, misiles antitanque Javelin de 5,5 mil y más de 1400 misiles de defensa aérea Stinger, así como más de 700 aviones no tripulados Switchblade. Hasta ahora, Estados Unidos no ha proporcionado a Ucrania múltiples sistemas de lanzamiento de cohetes o aviones de combate.