MENÚ
domingo 21 julio 2019
22:47
Actualizado

Guinea Ecuatorial abolirá la pena de muerte antes de finales de año

El presidente de la antigua colonia española, Teodoro Obiang Nguema, se comprometió a tomar esta medida ante la Internacional Demócrata de Centro, que encabeza Andrés Pastrana

  • Teodoro Obiang Nguema (d), junto al expresidente de Colombia y máximo responsable de la Internacional Demócrata de Centro.
    Teodoro Obiang Nguema (d), junto al expresidente de Colombia y máximo responsable de la Internacional Demócrata de Centro.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de julio de 2019. 18:39h

Comentada
Juan Delgado 10/7/2019

El Palacio Presidencial de Guinea Ecuatorial fue escenario, a medio día de ayer, de una reunión, que mereció por parte de sus protagonistas calificativos como los de “cordialísima”, “importante” e “histórica”.

Asistieron, por un lado, el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema; el secretario general del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), Gerónimo Osa, y el embajador de esta nación en la Unión Europea, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Dinamarca, el Grupo ACP (África, Caribe y Pacífico), la Organización para la Prohibición de Armas Químicas y agente ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Carmelo Nvono. Y por otro, el máximo responsable de la Internacional Demócrata de Centro (IDC-CDI), el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, y su coordinador en África, Alberto Ruiz Thiery. Precisamente, está organización lleva varios años trabajando para que los países africanos avancen democráticamente. Concretamente, en los últimos tiempos, ha puesto en marcha diversos programas orientados a profundizar en esta línea con el fin de que la democracia ecuatoguineana gane en calidad.

El presidente Obiang habló de la “nueva etapa que estamos emprendiendo” y que tiene como objetivo “recuperar el tiempo perdido y dar los pasos necesarios para potenciar y actualizar nuestra democracia, en beneficio de todos los ciudadanos y de nuestro país”.

Andrés Pastrana ofreció su colaboración en este proyecto “para mejorar e impulsar relevantes avances democráticos, con el fin de adaptarse a los cambios que se han ido produciendo en la sociedad guineana, como así ha sucedido en otros muchos países”. Pero, al mismo tiempo, instó a Teodoro Obiang, en la comparecencia posterior al encuentro, a que no se conforme con lo hecho hasta ahora. “Sin duda, -agregó- el hecho de recordar y reafirmar una vez más el importante decreto de reconciliación nacional entre todos los ciudadanos de la República de Guinea Ecuatorial, abre una vez más un espacio de convivencia y sin duda un nuevo futuro, al que deben seguir nuevos avances democráticos, como hemos acordado y que paso a paso, pero sin descanso, se irán potenciando en los próximos meses, lo que sin duda consolidará la democracia en Guinea Ecuatorial, en beneficio de todos”.

La respuesta del mandatario guineano fue contundente en este sentido: “No lo dude, señor Pastrana, trabajaremos y colaboraremos, como hemos venido haciendo en estos últimos meses, para consolidar nuestra democracia a nivel internacional y estoy seguro de que trabajando conjuntamente conseguiremos que Guinea Ecuatorial, en un próximo futuro sea un ejemplo de democracia en Africa”.

En este contexto, puso sobre la mesa “otro importantísimo reto que tenemos que afrontar, como hemos hablado, que hemos de estudiar, como es el de la abolición de la pena de muerte. Es un proceso más complicado y laborioso, porque tenemos que someterlo a ciertos estamentos del Estado; pero juntos lograremos superar las dificultades y tenemos que dar ese importante paso en un futuro próximo, con su apoyo y el de su organización”. Fuentes tanto del Gobierno guineano como de la Internacional Demócrata Conservadora aseguraron que se pretende que este objetivo sea realidad antes de que acabe 2019, aunque no descartan que se pueda aprobar en septiembre antes de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Teodoro Obiang ya se refirió a la erradicación de la pena capital en una entrevista exclusiva concedida a RAZÓN el pasado mes de abril: “Mi implicación ha sido la decretar la moratoria para que no se vuelva a ejecutar. Los jueces siguen todavía dictándola y el Gobierno asume su responsabilidad con el fin de conmutar esas penas y que no se mate a las personas. Hay un proceso en marcha. El proyecto de ley ya está en el Parlamento y la idea es que la norma responda a un criterio institucional porque, a veces, cuando se produce una situación dramática, el pueblo reclama la pena de muerte y para no tener que rechazar al presidente, debemos involucrar a todo el Estado”.

Teodoro Obiang Nguema no quiso desaprovechar la oportunidad para recordar los positivos resultados que se han producido por la amnistía de julio del año pasado. Ese decreto, promulgado en la víspera de la Sexta Mesa de Diálogo Nacional, “permite regresar en total libertad a todos los exiliados que por un motivo u otro se fueron lejos de su país y que hoy, además, cuentan con una ayuda del Estado todos aquellos que pudieran tener alguna dificultad de recursos económicos para cubrir los gastos de regreso de su familia y que gracias a esa ayuda puedan llevar a cabo su voluntad y deseo de volver a casa” .

Últimas noticias