• Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Canas, sí, pero que denoten experiencia y madurez. La juventud, también en la política, cotiza al alza. Los líderes políticos cuidan cada vez más su aspecto, como lo demuestran los cambios a que se han sometido.

El electorado es un ente siempre impredecible. Cada ciudadano tiene sus propias ideas y para los candidatos no es tarea fácil dar con la tecla indicada. Algunos buscan identificarse con aquel que aspira a ser el próximo presidente del Gobierno, ver que se preocupa por lo mismo que a ellos les parece más importante. Unos valoran las ganas de cambio de los jóvenes y otros la serenidad de los que tienen más experiencia. Muchos buscan un espejo donde mirarse. Encontrar el equilibrio entre todos esos factores necesita de una buena estrategia de comunicación verbal y no verbal y también una imagen que vaya en consonancia con las bases de cada partido. Por eso no es fácil ver a Pablo Iglesias con traje en un debate electoral o a Pablo Casado separado de su corbata. La imagen de los cinco principales aspirantes a mudarse a la Moncloa estará sometida a un permanente examen hasta el 28 de abril. Métodos para pasar con éxito la prueba hay muchos, pero para cuidarla al milímetro algunos han decidido recurrir a la magia de los tratamientos estéticos.

La juventud es un valor en alza en la sociedad. Aunque nos hayamos acostumbrado a ver caras jóvenes en el atril del Congreso, lo cierto es que hace no mucho las canas, las arrugas y las ojeras eran sinónimo de experiencia, una de las cualidades más valoradas en la clase política. No en vano, George W. Bush tenía 66 años cuando dejó el sillón de la Casa Blanca a un joven Barack Obama (por aquel entonces tenía 48). Pedro Sánchez es el mayor de los cinco candidatos principales y «solo» tiene 47. En el otro extremo está Pablo Casado, con 38, que intenta contrarrestar esa falta de experiencia con corbatas, trajes impolutos y gestos firmes. Con todo, lo cierto es que les separa menos de diez años. «El aspecto de la edad tiene sus pros y sus contras. Ser el más joven a veces puede jugar a su favor», afirma Carlos Barrera, profesor de Comunicación Electoral y director del Máster en Comunicación Política y Corporativa de la Universidad de Navarra.

Es precisamente la imagen rejuvenecida del aún presidente del Gobierno la que ha llamado la atención de los especialistas. «Ha matizado las marcas de acné y se evidencia una mejora global de la apariencia de la piel: ha mejorado el tono y la textura, y se ha homogeneizado la pigmentación», explica a este periódico Beatriz Estébanez, especialista en Medicina Estética en la Clínica Menorca de Madrid. ¿Cómo lo ha logrado? «Probablemente se ha hecho un tratamiento de láser erbio o utilizado una radiofrecuencia muy novedosa, potente y capaz de regenerar y estimular la piel dañada. De esta manera, se elimina la piel maltratada y se mejora la actividad de las células que se encargan de producir las fibras de colágeno y estimular los fibroblastos», añade a su vez Carmen Navarro, directora de los centros estéticos que llevan su nombre. Aunque los resultados parecen evidentes, los expertos aconsejan al líder del PSOE tratar también la zona del contorno de los ojos: «Debería eliminar las patas de gallo y las ojeras», sentencia Estébanez.

Pero el líder socialista no es el único que ha recurrido a manos expertas. Al margen de diferencias y similitudes en los programas electorales de Ciudadanos y Vox, lo que sí tienen en común Albert Rivera y Santiago Abascal es que han recuperado la salud capilar: las diferencias en la densidad de sus melenas no pasan desapercibidas ni para los más despistados. El primero es uno de los que suele salir mejor parado de las encuestas que valoran la imagen de los líderes. «Se cuida mucho. Tiene muy buena calidad de la piel, buen tono y buena luminosidad», explica Estébanez. A eso se suma su pasado de nadador, que le aporta una «percha» con la que, al parecer, ha conquistado a Malú.

Pero, en el fondo, y por más que Sánchez, Rivera o Abascal se hayan empeñado en recuperar algo de la juventud perdida, la imagen de un político es algo más que lo físico. Si no, que se lo digan a Pablo Iglesias. Aunque en un primer vistazo parezca que es al contrario, su imagen descuidada está perfectamente estudiada: es la viva imagen de un hombre de izquierdas. Su característica coleta en la nuca, su barba de apariencia descuidada y sus coloridas camisas facilitan ese sentimiento de identificación que en la práctica puede valer más de un voto. Sin embargo, Javier Ortega, odontólogo especialista en Estética Dental de la Clínica Menorca, cree que puede mejorar su sonrisa sin perder su esencia: «Le analizaría las encías porque parece que tiene algún problema. Después, le haría una ortodoncia invisible y a continuación, para cerrar huecos, le haría un tratamiento estético con carillas Imax o FirstFit», concluye.

La calidez humana que falta en el rostro de Abascal

El experto en Comunicación Electoral incide en que hay diferencias sustanciales entre Ciudadanos y Vox en el espectro electoral: en el segundo, el partido está por encima de su líder. Por eso, el protagonismo de Abascal en todos los actos previos a la campaña ha sido más bien discreto y no se le ha sometido a un escrutinio tan exhaustivo. «Sin embargo, a una marca como Vox no le vendría mal un mayor punto de calidez humana. La imagen de Abascal es de seriedad, firmeza, de poner los puntos sobre las íes. Sin perder esto, siempre hace falta un cierto punto de empatía para no ahuyentar al votante», recuerda Barrera, y advierte de que el Partido Popular podría ser el gran beneficiado de esa falta.

Hablan los expertos

Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Pedro Sánchez:

Qué se ha hecho: Se ha teñido las canas, ha matizado las marcas de acné (para ello se usa láser, radiofrecuencia o peeling químico) y parece que hay rastro de bótox en la frente y en el entrecejo para mejorar la apariencia de su rostro (el tono, la textura y la homogeneización de la pigmentación). Su mentón luce más pronunciado.

Qué debería hacerse: Eliminar las patas de gallo con toxina botulínica y borrar las ojeras con un ácido hialurónico especial para esa zona, que tiene una piel muy fina y delicada. Aporta hidratación, favorece el drenaje linfático, reduce el color pigmentado, nutre, redensifica y elimina el aspecto cansado.

Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Pablo Casado:

Qué se ha hecho: Mesoterapia con ácido hialurónico. Es el candidato más joven y su aspecto lo demuestra. Por ello, es el que menos ha necesitado de cambios estéticos. Aún así, los expertos aseguran que ha cuidado su rostro tal vez con mesoterapia con ácido hialurónico para mejorar el metabolismo de la piel.

Qué debería hacerse: Cuidar al máximo la piel, según le aconseja la especialista Beatriz Estébanez, con inyecciones de plasma rico en plaquetas, para no perder ese aspecto juvenil que le caracteriza. Con este tratamiento estético, se aceleran los procesos naturales de reparación y regeneración celular.

Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Albert Rivera:

Qué se ha hecho: Injertos capilares para recuperar la densidad y la calidad de su cabello y prevenir la caída, en especial en la zona superior de la cabeza y en el nacimiento del pelo. Además, detrás de su buena calidad de la piel, buen tono y luminosidad puede que haya una ayuda externa (inyecciones de plasma y vitaminas).

Qué debería hacerse: prevenir síntomas de fatiga, la doctora Beatriz Estébanez de la Clínica Menorca recomienda al político centrar sus esfuerzos en tratar de eliminar, o al menos reducir, las marcadas ojeras: «Debería tratarlas con redensity y marcar el mentón y el ángulo mandibular con bioplastia».

Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Pablo Iglesias:

Qué se ha hecho: Toxinia botulínica. Aunque la mayoría no imagina a Pablo Iglesias en un centro estético, el ojo experto de Beatriz Estébanez no descarta que haya usado toxina botulínica para atenuar las arrugas del tercio superior del rostro. Además, apunta que ha retocado el ángulo mandibular.

Qué debería hacerse: Retoques a su dentadura: este es el consejo del doctor Javier Ortega, odontólogo especialista en Estética Dental, Cirugía Oral e Implantología de la Clínica Menorca, a través de una ortodoncia invisible. También cerraría los huecos que existen entre sus dientes y haría un tratamiento estético con carillas.

Del voto al bótox: últimos retoques pre campaña

Santiago Abascal:

Qué se ha hecho: Implantes capilares para prevenir la caída prematura del pelo, al igual que Albert Rivera. Los especialistas también apuntan que el candidato de Vox a la Moncloa ha mejorado notablemente la calidad de su piel, quizá mediante un tratamiento con inyecciones de ácido hialurónico.

Qué debería hacerse: Borrar las arrugas y las líneas de expresión que ya empiezan a aparecer en su frente, así como en el entrecejo y también en la zona de los ojos. Para cuidar su piel y prevenir el envejecimiento, la experta en Medicina Estética le recomienda tratarse con inyecciones de ácido hialurónico.