MENÚ
viernes 16 noviembre 2018
04:25
Actualizado
  • 1

Terminan los testigos y llega la fase clave de los peritos

Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de septiembre de 2018. 13:51h

Comentada
La Razón.  Sevilla. 9/9/2018

ETIQUETAS

La fase testifical del juicio de la pieza política de los ERE termina mañana con el interrogatorio al ex director del SAE Antonio Toro y la reproducción de la declaración de la ex letrada jefe de la Cámara de Cuentas Margarita Regli, y el martes empieza la parte clave de la vista oral con los peritos.Así, en la sesión del lunes sólo se escucharán dos intervenciones, una en directo en sala y otra grabada durante la instrucción en el Juzgado 6 de Sevilla debido a que Regli ha presentado un informe médico según el cual no está en condiciones de acudir a declarar, lo que ha ratificado el forense judicial tras examinarla.El martes comenzará una fase clave del juicio, que se prevé se prolongue durante un mes, en la que el tribunal escuchará la opinión técnica de peritos que han elaborado informes sobre la legalidad o ilegalidad del «procedimiento específico» usado durante una década por el Gobierno andaluz para repartir 850 millones en ayudas sociolaborales y a empresas en crisis.El tribunal de la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, que preside el magitrado Juan Antonio Calle, ha terminado que los peritos propuestos por las acusaciones y las defensas suban al estrado a la vez, de forma que el interrogatorio a éstos se practicará de forma conjunta.Es decir, el fiscal y los abogados que lo deseen preguntarán a un perito concreto pero cuando éste conteste, el resto puede replicarle.En concreto serán nueve los peritos sobre el estrado: tres de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), dos propuestos por la ex consejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo (Juan Carlos Carrillo y Juan de Dios Jiménez), uno solicitado por el ex consejero de Empleo Antonio Fernández (José Ignacio López) y otros tres pedidos por diversos acusados, entre ellos el ex presidente José Antonio Griñán y los ex consejeros José Antonio Viera y Francisco Vallejo (Juan Zorzona, Miguel Ángel Martínez, Juan Ramallo).El informe de los peritos de la IGAE (que defenderán Ángel Turrión, Rosa María Hernández y Eduardo Villaseca, tres de sus cuatro firmantes ya que uno fue eximido de declarar por motivos de salud) es una prueba clave para la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones populares, que ejecen PP-A y Manos Limpias.Fue encargado por la primera instructora del caso ERE, la jueza Mercedes Alaya, y en ese informe, los peritos del Estado concluyen que las ayudas de la Junta se dieron prescindiendo del procedimiento legalmente establecido y que así lo advirtió reiteradamente la Intervención de la Junta (cuyo máximo responsable en esos años, Manuel Gómez, es uno de los 22 acusados).Según los peritos de la IGAE, el hecho de que las ayudas que concedía la Dirección General de Trabajo de la Consejería de Empleo fueran pagadas a través de la agencia pública IDEA con fondos que la consejería le remitía mediante transferencias de financiación impedía la fiscalización previa de las subvenciones concedidas.Además, según este informe, las transferencias de financiación sólo se podían usar para equilibrar las cuentas de los entes públicos, pero no para financiar actividades ajenas además a dichas entidades, un asunto controvertido respecto al cual difieren los peritos de las defensas y sobre el que varios ex altos cargos de Hacienda e interventores que han testificado en el juicio tampoco tienen una opinión uniforme.La IGAE elaboró un primer informe a petición de Alaya en 2013, cuyos firmantes ratificaron en el juzgado, pero lo ampliaron en 2015 para el Tribunal Supremo, que investigó inicialmente a algunos de los ex altos cargos procesados porque entonces eran aforados, como los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán o el ex consejero Gaspar Zarrías.El contraste de posiciones entre diferentes peritos vaticina que el juicio entre ahora en una fase especialmente técnica y larga, para la cual algunas defensas han llegado a pedir que se habilite una sesión extra, si bien de momento el juez no lo ha visto necesario.Por ello, se mantendrán tres sesiones de mañana y una de tarde aunque, a petición de los abogados defensores que se desplazan desde Madrid, puede que la de tarde se cambie del miércoles, como hasta ahora, al lunes o el martes a partir de la próxima semana.Y aunque los acusados siguen exentos de acudir, varios de ellos han mostrado su interés en asistir al menos a algunas de estas sesiones para escuchar a los peritos.

Últimas noticias