MENÚ
martes 13 noviembre 2018
01:21
Actualizado
  • 1

ERC y PDeCat enfrían la investidura a distancia de Puigdemont

Piden un Govern de inmediato, mientras que la ANC lo rechaza porque supondría «arrodillarse» ante el Estado

  • Manifestantes independentistas con caretas de Puigdemont, exigen su investidura
    Manifestantes independentistas con caretas de Puigdemont, exigen su investidura
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

17 de abril de 2018. 07:39h

Comentada
Barcelona. 17/4/2018

Aunque Carles Puigdemont apelara a intentar evitar elecciones en su entrevista del domingo en TV3, lo cierto es que en todo momento dejó entrever que la salida al desbloqueo no va a ser inminente y que los próximos pasos van a ir encaminados a volver a plantear su candidatura para ser investido. Un escenario que añadirá más incertidumbre a la política catalana, pero que ayer PdeCat y ERC rechazaron de plano. Los neoconvergentes, que se erigieron en los impulsores de la reforma de la Ley de presidencia para permitir una investidura a distancia de Puigdemont, rebajaron su deseo por que finalmente se materialice, mientras ERC insistió en que en paralelo a la tramitación de la modificación legal, es necesario formalizar un Govern.

La portavoz del PdeCat, Maria Senserrich, eludió afirmar que cuando se completara la reforma legal se propondría automáticamente a Puigdemont, y aseguró que en ese caso, se debería «evaluar». Senserrich argumentó que conviene ser «realista» y tener en cuenta que el Estado hará todo lo posible para evitarlo. En cualquier caso, los neoconvergentes pidieron compatibilizar los esfuerzos destinados a investir a Puigdemont con la formación de un gobierno de inmediato.

Una idea que también proyectó la portavoz de ERC, Marta Vilalta, que rechazó haber mantenido contactos con las otras formaciones separatistas ni que haya algún encuentro previsto en las próximas horas. Un encuentro que ha pedido la CUP, pero que por ahora, no se ha producido, ya que en la práctica, todo el mando de los ritmos de la política catalana están en Puigdemont. Él es quien decidirá los próximos pasos a seguir, y tras lo desgranado en entrevista con la televisión pública catalana, todo apunta a que va a urdir una estrategia dirigida a situar al Estado como el principal responsable de una nueva convocatoria electoral.

Una idea que recibe el beneplácito en la Asamblea Nacional Catalana, cuya flamante presidenta, Elisenda Paluzie, rechazó ayer que el Govern deba formar un Govern a «cualquier precio» ya que eso significaría «arrodillarse» ante el Estado. La ANC, de esta manera, dio sostén a las tesis de Puigdemont, de mantener vivo y alargar el conflicto con Madrid.

Por su parte, el líder de los «comunes», Xavier Domènech, pidió «generosidad» entre las fuerzas separatistas para que formen un Govern ya, aunque volvió a reiterar su planteamiento de gobierno de independientes: Para que cristalice, ayer preguntó a JxCat, ERC y la CUP si siguen manteniendo la voluntad de forjar el ejecutivo, y criticó que TV3 emitiera la entrevista a Puigdemont para «anunciar nada».

Últimas noticias