MENÚ
miércoles 26 junio 2019
01:38
Actualizado

«Hay que cuidar la dieta de las embarazadas para que los niños tengan la mayor potencialidad»

Jordi Júlvez - Investigador de ISGlobal y autor del estudio sobre el TDAH

  • «Hay que cuidar la dieta de las embarazadas para que los niños tengan la mayor potencialidad»
    /

    Miquel González/Shooting

Barcelona.

Tiempo de lectura 5 min.

31 de marzo de 2019. 21:24h

Comentada
Ángela Lara .  Barcelona. 31/3/2019

Un estudio, liderado por un equipo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por 'la Caixa', apunta que el riesgo de desarrollar síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) durante la infancia podría verse modulado por la dieta de la madre durante el embarazo.

- ¿En qué consiste el estudio? ¿Cuál ha sido su punto de partida? ¿Cuál era el objetivo y la metodología de trabajo?

-Es un estudio de cohortes de nacimiento, es decir que la intención es hacer una estudio longitudinal en el que seguimos a los niños desde el embarazo hasta que sean adultos. La finalidad de este estudio es coger a sujetos de la población general y estudiar si ciertos factores ambientales, incluida la dieta, pueden influenciar en el desarrollo de la salud del niño y hasta cuándo estos factores pueden afectar a dicha salud. En mi caso, que soy neurocientífico, estoy interesado sobre todo en los temas de neurodesarrollo y, en este caso en concreto, en cómo la dieta puede influenciar o beneficar el neurodesarrollo del niño y, particularmente, la dieta durante el embarazo.

-En este estudio os habéis centrado en el Omega 6 y el Omega 3. ¿Por qué?

-Existen estudios que indican que el Omega 3 es muy importante para el desarrollo del sistema nervioso central, particularmente durante etapas de gran intensidaad del desarrollo, por ejemplo lo que se conoce como los primeros mil días de vida, incluyendo el embarazo. Pero tampoco hay muchos estudios que lo hayan estudiado de forma longitudinal. Nuestro estudio es el primero en el que se hace en sangre de cordón y no solo se analizan los niveles de Omega 3, sino la ratio entre Omega 3 y Omega 6 y después se realiza un seguimiento para ver si los niños sufren trastornos de atención. Hacemos la ratio porque el Omega 6 es mucho más abundante en la dieta, ya que lo puedes conseguir a través de los huevos, los frutos secos o los aceites de girasol, mientras que el consumo de Omega 3, que es mucho menos frecuente porque solo se encuentra en el pescado y en algunos frutos secos como las nueces, está disminuyendo porque las dietas se están occidentalizando. Eso hace que aumente la ratio Omega 6:Omega 3 y es lo que hemos encontrado nosotros: las mujeres embarazadas con una ratio más alta, es decir con más niveles de Omega 6 que de Omega 3, tienen niños con más síntomas de inatención e hiperactividad. Y nos basamosen sangre de cordón, es decir que la relación es longitudinal.

-¿Cuál es la función princpal del Omega 6 en nuestro organismo? ¿Y del Omega 3? ¿Por qué resulta tan relevante esa ratio en la dieta de la madre gestante?

-Los dos son muy importantes para el crecimiento celular y, en este caso, para el crecimiento de las neuronas porque son lípidos que se utilizan para la membrana celular y la creación de neurotransmisores. Es decir, son sustancias que las neuronas necesitan para comunicarse y crecer. La diferencia es que un exceso de Omega 6 provoca inflamación y el sistema nervioso central también es sensible a este factor, en cambio, el Omega 3 es antiinflamatorio, es decir que tiene también una función neuroprotectora. Ambos son necesarios pero un exceso de Omega 6 puede crear excitación neuronal y neuroinflamación. El problema es que las céulas no hacen distinción, por lo que estos dos lípidos entran en competición y si abunda más el Omega 6 acaba siendo usado por las células de forma más frecuente que si hubiera un balance más equilibrado. Las mujeres embarazadas del estudio tenían una ratio de 4, es decir que tenían cuatro veces más de Omega 6 que de Omega 3 y ésta no es una ratio excesivamente alta si se compara con la población amerciana, donde la ratio llega a ser de 20. La dieta mediterránea y el consumo alto de pescado ha hecho que aquí el desequilibrio no sea tan importante. aunque en los últimos años esa ratio seguramente ha aumentado porque hay una tendencia a abandonar la dieta mediterránea.

-¿Pero qué relación hay entre el Omega 6 y la hiperactividad y el déficit de atención?

-Probablemente haya un efecto de programación fetal. Aquello que el niño construye o desarrolla durante unos determinados meses del embarazo puede dejar un efecto a largo término, porque es un momento en el que la estructura cerebral se está creando. Así, si tú tienes una dieta en la que el cerebro tiene todos sus elementos necesarios, seguramente la organización neuronal va a estar mejor estructurada y ese niño va a ser más proclive a no tener problemas de aprendizaje, a tener menos síntomas de hiperatividad, por ejemplo, porque las madres con una dieta más equilibrada protegieron el neurodesarrollo del niño. El mensaje es cuidar la dieta para que los niños tengan la mayor potencialidad posible

-El estudio se centra en niños de 7 años, ¿es por alguna razón?

-Los 7 años es una edad en la que el TDAH es más notorio, donde los síntomas se consolidan; es cuando salen a la luz y son más perceptibles al ojo humano los síntomas.

-¿Esa ratio podría tener otras consecuencias en el neurodesarrollo, más allá de los síntomas de déficit de atención e hiperactividad?

-Nosotros nos hemos focalizado con el TDAH, pero es no quiere decir que no puedan haber otros efectos en otras áreas del neurodesarrollo, como el desarrollo cognitivo, coeficiente intelectual, la competencia social, por ejemplo. El Omega 3 es un elemento tan importante que podría afectar a varios fenotipos, es casi un elemento estructural necesario para la estructura de las neuronas. Pero nosotros no lo hemos explorado, por eso no podemos decir si hay o no otro tipo de consecuencias.

-¿Qué mensaje se desprende de este estudio?

-Es importante cuidar la dieta desde el principio de la vida del niño, desde el mismo embarazo, porque puede tener consecuencias a largo término para el bebé. Hay que cuidar la dieta desde el principio niño porque es una ventana importante.

Últimas noticias