MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
11:22
Actualizado
  • 1

Mas enmienda el «no» de Torra y Puigdemont a los presupuestos

Revela que la resolución independentista aprobada por el Parlament en 2015 se impulsó para lograr el «sí» de la CUP a su investidura.

  • El president Torra ayer en el pleno del Parlament
    El president Torra ayer en el pleno del Parlament

Tiempo de lectura 2 min.

10 de noviembre de 2018. 04:30h

Comentada
C. Rubio.  10/11/2018

ETIQUETAS

Artur Mas reapareció públicamente ayer, cuatro años después de la consulta del 9-N, para cuestionar la estrategia de confrontación contra el Gobierno del PSOE y enmendar el «no» de Quim Torra y Carles Puigdemont a los presupuestos de Pedro Sánchez. Lejos de mantener un discurso ambiguo, el ex president se mojó y pidió a los independentistas que reflexionen y corrijan su hoja de ruta. «Hay que hacerse esa pregunta, evidentemente [si conviene un Gobierno del PSOE o ir a elecciones]. Porque si no hay un gobierno Sánchez-Podemos, habrá un gobierno Casado-Rivera-Vox. Es una alternativa. Pero un Gobierno en España estará. Y mientras no seamos un país independiente, poco o mucho nos afecta», aseguró en TV3.

Sólo dos días después de que Quim Torra reiterara la ruptura de relaciones del Ejecutivo catalán con el Gobierno en materia presupuestaria, Mas ahondó en la cuestión y dijo preferir la continuidad del mandato socialista. «Si la pregunta es si prefiero un presidente del Gobierno que cada día diga que somos unos criminales y que debemos ser juzgados por rebelión, o un presidente del Gobierno que diga, desde la tribuna [del Congreso], que no ha habido rebelión porque no ha habido violencia, yo prefiero lo segundo. Y no es garantía de que todo se resolverá, ya lo sé», ahondó.

Cabe recordar que tras el ultimátum lanzado por Torra a Sánchez el mes pasado, el president oficializó este miércoles la retirada de cualquier apoyo a Sánchez y sus presupuestos tras los escritos de acusación de la Fiscalía y la Abogacía General del Estado contra los dirigentes independentistas procesados.

Por su parte, el ex presidente de Convergència también habló de la estrategia conjunta de Junts per Catalunya y Esquerra y explicó los siguientes pasos que a su juicio debe dar el independentismo, una hoja de ruta con cuatro paradas. La primera es, según él, «aprovechar el juicio como un enorme escaparate para desgastar las estructuras del estado español, que están actuando como están actuando».

La segunda pasa por «ganar las elecciones municipales», porque «se necesita que en la mayoría de los territorios haya gente que no mire hacia otro lado». Aquí marcó un deber: que el universo del Pdecat, Junts per Catalunya y la Crida nombren a un candidato para la alcaldía de Barcelona. También pidió «intensificar la acción de gobierno» y, por último, identificar «a los actores que pueden realizar este trabajo», refiriéndose al Consejo de la República de Puigdemont, «los partidos políticos, las entidades soberanistas» y los catalanes que hay en el extranjero.

Mas también fijó el inicio del «procés» en el plano político en la consulta del 9-N y reveló que la resolución independentista aprobada por el Parlament en 2015 fue un gesto hacia la CUP para lograr el «sí» a su presidencia.

Últimas noticias