MENÚ
lunes 21 octubre 2019
07:47
Actualizado

Rechazadas las recusaciones de Torra contra dos de los magistrados que le juzgarán por desobediencia

Torra pretendía apartar al presidente de la Sala, Jesús María Barrientos -presidente, a su vez, del TSJ catalán- y a Mercedes Armas

  •  El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en una imagen de archivo / Efe
    El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en una imagen de archivo / Efe

Tiempo de lectura 2 min.

11 de octubre de 2019. 14:45h

Comentada
Francisco Velasco 11/10/2019

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha rechazado la recusación presentada por el presidente de la Genrealitat, Quim Torrra, contra dos de los tres magistrados que deben juzgarle por desobediencia. Torra pretendía apartar al presidente de la Sala, Jesús María Barrientos -presidente, a su vez, del TSJ catalán- y a Mercedes Armas. Ahora queda pendiente de resolver la recusación contra el que fue designado instructor del procedimiento de recusación, Ramos Rubio, petición que, previsiblemente, será rechaza igualmente. La Fiscalía se había opuesto a las recusaciones presentadas por el presidente catalán.

La recusacion presentada por Torra se basaba en que Barrientos y Mercedes Armas habían firmado el auto de admisión a trámite de la querella presentada contra él por la Fiscalía, algo que, en su opinión, comprometía su “necesaria independencia”.

Sin embargo, el TSJ catalán considera que el auto de admisión de esa querella “no revela la sospecha o recelo de pérdida de imparcialidad”, y que, además, esa resolución lo único que refleja es que la querella cumple con los requisitos formales de la misma.

En lo que afecta al presidente del Tribunal, Jesús María Barrientos, la recusación también se presentó por unas declaraciones que realizó el magistrado en las que manifestaba su preocupación por la situación política catalana, en cuanto pudiera suponer una ruptura de la legalidad constitucional. Al respecto, la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Cataluña señala que esas manifestaciones están amparadas por la libertad de expresión y que no pueden ser valoradas desde una “perspectiva institucional, sin interferencia alguna en los procesos judiciales” que entonces estaban en curso.

También resulta intrascendente, añade el auto de inadmisión de las recusaciones, el hecho de que Barrientos abandonara, en febrero de 2018, un acto que se celebraba en el Colegio de Abogados de Barcelona cuando el presidente del Parlament, Roger Torrent, se refirió a los encarcelados por el “procés” como “presos políticos”.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs