MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

3.000 efectivos vigilarán el desfile del próximo 7 de julio

El Ayuntamiento presentará una propuesta a los sindicatos mañana

  • Barbero sigue garantizando la seguridad / Foto: C. Pastrano
    Barbero sigue garantizando la seguridad / Foto: C. Pastrano

Tiempo de lectura 2 min.

03 de julio de 2018. 07:47h

Comentada
L. Cano .  3/7/2018

Alrededor de 3.000 efectivos entre policías y miembros de los servicios de emergencias velarán el sábado por la seguridad de la manifestación y posterior desfile del MADO (Orgullo Gay de Madrid) que, como el pasado año, volverá a discurrir entre vallas y con otras restricciones al tráfico. Así lo anunciaron el delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes y el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, durante la presentación del dispositivo de seguridad especial para los actos principales de las fiestas del Orgullo, después de que, el primer fin de semana de las mismas, algunos agentes manifestaran sentirse «desbordados» y criticaran el poco personal disponible para garantizar la seguridad.

Todo el dispositivo, que mantiene las medidas implantadas hace tres años en por del nivel 4 de alerta antiterrorista, se coordinará desde la plaza de Cibeles, según explicó el delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes, antes de lanzar un mensaje de «tranquilidad». Por su parte, Barbero afirmó que la opinión de «algunas personas muy concretas» sobre la falta de efectivos policiales durante este fin de semana en el Orgullo LGTB fue «desproporcionada». Barbero y Uribes aprovecharon su comparecencia ante los medios de comunicación para destacar que no están preocupados por el conflicto laboral que mantiene el Consistorio con la Policía Municipal.

A ese respecto, fuentes del sindicato CSIT-Unión Profesional informaron a este diario de que, desde el Ayuntamiento, «nos han solicitado más tiempo», concretamente «hasta el miércoles día 4 a las 10:00 horas, para presentarnos una nueva propuesta de acuerdo en línea a lo solicitado». Asimismo, esperan «que este nuevo equipo de negociación cumpla con lo manifestado y que no sea otra tomadura de pelo» porque, de ser así, se verían «en la obligación de incrementar las medidas de conflicto». También requieren a la administración de Carmena que «como muestra de buena voluntad, retiren las jornadas adicionales y se respeten los descansos semanales», aunque señalan no haber obtenido respuesta en este sentido.

La comparecencia de los delegados tuvo lugar ayer, tras una reunión en la que el Ayuntamiento ultimó, junto a responsables policiales y de emergencias, el dispositivo de seguridad del acto central del MADO y de la manifestación que discurrirá a partir de las 17:50 horas del sábado entre Atocha y por el Paseo del Prado hasta la plaza de Colón un desfile de 47 carrozas al que se espera acudan cerca de dos millones de personas.

Junto con el vallado del desfile, novedad de la pasada edición, también se volverá a reforzar la seguridad y se prohibirá el estacionamiento de automóviles y la circulación de vehículos pesados en el distrito Centro y barrios de Salamanca, Retiro y Chamberí. Respecto al transporte público, Metro retrasará su hora de cierre hasta las 2:30 horas del domingo y reforzará las líneas de EMT y Cercanías.

Últimas noticias