MENÚ
domingo 25 febrero 2018
08:25
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Alerta por suciedad en los colegios públicos de Móstoles

  • Los padres denuncian con fotos cómo se encontraron los niños los centros el primer día de clase después de las vacaciones: con la misma suciedad del último día antes de las fiestas
    Los padres denuncian con fotos cómo se encontraron los niños los centros el primer día de clase después de las vacaciones: con la misma suciedad del último día antes de las fiestas
Olaya González.  Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

20 de enero de 2018. 00:12h

Comentada
Olaya González.  Madrid. 20/1/2018

«A mi hija le digo que no haga pis ahí. Prefiero que se lo haga encima a arriesgarme a que coja una infección». Quien habla es la madre de una alumna del colegio público León Felipe de Móstoles, uno de los 36 centros escolares de la localidad en los que la suciedad campa a sus anchas desde hace meses: polvo acumulado de varias jornadas, papeles por el suelo y cuartos de baño en condiciones insalubres son algunos de los ejemplos de lo que se encuentran cada día cientos de alumnos. El problema colea desde hace ya cinco años. En este último curso, la situación se ha agravado y, tras el descanso navideño, se ha vuelto «insostenible». Las asociaciones de padres señalan al Ayuntamiento –encabezado por el socialista David Lucas Parrón– como máximo responsable de la situación por eludir sus responsabilidades. Dos empresas de limpieza distintas han pasado por las aulas en este tiempo, ambas, dicen, con idéntico resultado.

Los afectados señalan la escasez de la plantilla de la empresa a la que el Ayuntamiento le adjudicó el contrato de la limpieza de los 36 colegio públicos como la principal razón del estado de suciedad contínua en las aulas. Una circunstancia a la que se suma la negativa de la empresa a cubrir las bajas médicas de los trabajadores –tanto las de corta como las de larga duración– y las jubilaciones. «En el mes de marzo, la propia empresa admitió que había calculado mal el presupuesto y por eso mostró su intención de marcharse», indica la presidenta de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) de Móstoles, Elvira García.

Los representantes de los padres y madres solicitaron formalmente al Ayuntamiento información acerca de la plantilla que la empresa destina a la limpieza diaria de los colegios públicos de Móstoles, pero obtuvieron una negativa por respuesta. «Alegaron que se trata de información confidencial», recuerda Elvira García. Esta semana lo han vuelto a intentar en la Comisión municipal de Limpieza. «Nos hemos reunido muchas veces con el concejal, pero lo único que ha hecho ha sido darnos esperanzas de que la situación se iba a solucionar para ganar tiempo», asevera la presidenta de la FAMPA, pero «cada día empeora un poco más». El Ejecutivo local (formado por PSOE, Ganar Móstoles e Izquierda Unida) anunció que la empresa de limpieza destinaría a catorce personas más a los colegios de Móstoles. «Son catorce personas para 36 centros, no es la solución» protestan los padres. «A estas alturas ya le hemos pedido al alcalde que asuma el control directo de la situación», explican.

El Ayuntamiento de Móstoles anunció el pasado 28 de diciembre que había abierto un expediente de rescisión de contrato a la empresa de servicios Onet-Seralia, concesionaria del servicio de limpieza en los centros educativos públicos del municipio debido a los «graves incumplimientos del pliego de condiciones». Esto podría conllevar «la inhabilitación de la empresa para concurrir a contratos con la administración pública a cualquier nivel», según afirmó el Consistorio en una nota.

Sin embargo, nada ha cambiado tras las el parón de las navidades. Una de las madres afectadas relata a LA RAZÓN la odisea que viven los pequeños que estudian en el CEIP León Felipe, en el que el día de vuelta de las vacaciones de Navidad aún se podían encontrar en las papeleras las muestras de los festejos de los últimos días lectivos de diciembre. «A día de hoy, en este centro sólo hay una limpiadora con un contrato de cuatro horas. Es inaceptable, puede fregar los baños y poco más», denuncia. Los padres explican que ésta es una situación generalizada en todos los colegios de la localidad, pero que el problema es más acusado por épocas, cuando coincide que falta alguno de los trabajadores destinados a un centro en concreto. «No hay relevo», lamentan.

Esto hace que, aunque haya cierta limpieza diaria –muchas veces de forma insuficiente por la escasez de efectivos–, las limpiezas anuales y trimestrales contempladas en el pliego de condiciones que firmó la empresa que ganó el concurso público brillen por su ausencia. Esos lavados a fondo de los edificios y los patios se suelen hacer en los periodos vacacionales para no ocasionar molestias a los alumnos. «En verano sólo se hizo la limpieza habitual el último día, pero nada de barridas a fondo en julio y agosto», subraya la presidenta de la FAMPA. En algunos centros los profesores y conserjes son los que se están encargando de que las instalaciones estén, al menos, presentables. «No es raro verles recogiendo hojas en el patio», afirman los padres.

La oposición ha dado un paso al frente y pedirá la dimisión del concejal responsable de la limpieza, Miguel Ángel Ortega, de Ganar Móstoles, en el próximo pleno municipal, que se celebrará el próximo 25 de enero. «La situación de los colegios públicos de Móstoles es insostenible. No reúnen las condiciones higiénicas y sanitarias mínimas. Los niños se quejan de que sus clases están sucias y que tienen frío», afirma el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Alberto Rodríguez de Rivera. Ese mismo día, el viernes 25, los padres de los alumnos saldrán a la calle para protestar por la situación que se da en los colegios. Habrá dos marchas: una recorrerá la distancia entre la calle Juan de Ocaña y el ayuntamiento, y la otra saldrá de la calle Simón Hernández para acabar también en la casa consistorial. La idea de los progenitores es intentar entrar al salón de plenos con sus hijos. «Que se reúnan los políticos en las aulas, a ver si lo aguantan», les retan.

A la suciedad en el interior del CEIP León Felipe, se suma otro problema en los alrededores: una plaga de más de una treintena de gatos que merodea en las inmediaciones del patio. Los padres ya pidieron formalmente al Ayuntamiento que esterilizara a los felinos, pero el Ejecutivo local aún no ha tomado cartas en el asunto. ¿El resultado? El curso pasado, varios niños tuvieron que ser tratados contra las pulgas. «Además, mi hija de siete años me ha dicho que esta semana, por primera vez en todo el invierno, les han puesto la calefacción», denuncia una madre, que asegura que la falta de mantenimiento de las calderas, muchas de ellas muy viejas, provoca que los pequeños pasen frío.

Clases sin calefacción en Aranjuez

En Aranjuez tampoco están para tirar cohetes. La semana pasada, el PP denunció que los alumnos del colegio Maestro Rodrigo acuden a unas aulas en las que no hay calefacción. El problema lo achacan a una avería que se produjo la segunda semana de diciembre y que se podía «haber arreglado en vacaciones». «Exigimos a la alcaldesa que ponga fin a su desidia, salga de su comodidad y deje de mirar para otro lado, que es a lo que nos tiene acostumbrados. Debe enfrentarse a los problemas y reparar la calefacción, además de proporcionar mientras tanto un sistema alternativo», indicó la portavoz popular en el municipio, María José Martínez de la Fuente, que también exigió que tanto la regidora, la socialista Cristina Moreno, como a la edil responsable de Educación, Lucía Mejía, den «prioridad absoluta» a la reparación del problema. El retraso en el arreglo se debe a que el ayuntamiento
quiere que sea la Comunidad quien repare la avería.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs