MENÚ
martes 18 junio 2019
23:06
Actualizado

Carmena no descarta un nuevo estadio para retener el Mutua Madrid Open

El Ayuntamiento quiere disponer de menos palcos y duplicar la llegada de turistas extranjeros. Los organizadores advierten del daño que se causaría al torneo que Madrid apostase por la Copa Davis

  • Las negociaciones para la continuidad del Open de tenis en la capital comenzaron ayer / Efe
    Las negociaciones para la continuidad del Open de tenis en la capital comenzaron ayer / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

17 de julio de 2018. 04:31h

Comentada
I. Laurel.  17/7/2018

El difícil «partido» entre organizadores del Mutua Madrid Open y el Ayuntamiento madrileño en el que se juega el futuro del torneo en la capital madrileña comenzó ayer. Y parece que con buen pie. Los organizadores quieren cerrar cuanto antes un acuerdo para tener claro desde ya si el torneo continuará en 2021 (cuando concluye el contrato) en la capital madrileña o se van a buscar otras alternativas, ya que un evento de estas características requiere al menos dos años de preparación. Sin embargo, el Ayuntamiento se da de margen hasta el mes de diciembre para dar una respuesta definitiva a los requerimientos de los organizadores que, por encima de todo, pretenden que el torneo crezca, no que se mantenga. O creces o «mueres», parece ser el planteamiento.

El Ayuntamiento tampoco quiere entrar de lleno en las elecciones de mayo con una cuestión de estas características sobre la mesa que pueda comprometer también al futuro equipo de Gobierno. Se pretende que la decisión que se tome tenga vigencia para los próximos diez años. De ahí que a la reunión que se mantuvo ayer en Cibeles acudieran no sólo Luis Cueto, coordinador general de Alcaldía o la portavoz del Gobierno, Rita Maestre, sino también los portavoces de los grupos políticos municipales, José Luis Martínez Almeida (PP), Purificación Causapié (PSOE) y Begoña Villacís (C’s).

Un encuentro que todos calificaron como de «muy eficaz» porque fue el punto de partida para marcar máximos y mínimos en la negociación con los promotores del torneo. «Es un evento muy importante para la ciudad por eso queremos que se quede en Madrid con el máximo consenso posible», afirmó Cueto. Ayer se ofreció a los grupos políticos una contraoferta para la continuidad del Open que no se especificó para conservar la confidencialidad de las negociaciones pero, de momento, el Ayuntamiento no descartó la construcción de una segunda instalación en los terrenos anexos a la Caja Mágica que junto a las que ya existen, sirvan para completar el número de plazas que demandan los organizadores como requisito para continuar, que es de 8.000. Cueto reconoció que hay algunas cosas de más difícil encaje, como la construcción de una gran instalación en Caja Mágica. «Algún grupo sugirió la posibilidad si hubiera un patrocinio privado; pero que se cargue a las arcas municipales es difícil», afirmó al tiempo que señalaba que, aun así, se van a hacer las consultas urbanísticas pertinentes para ver la viabilidad. «Tenemos que medir en estos casos con mucho cuidado la relación entre el coste y los beneficios, pero no se descarta nada para promover el acuerdo», apuntó.

Carmena no descarta un nuevo estadio para retener el Mutua Madrid Open

En su opinión, «Madrid no necesita un polideportivo de 8.000 plazas sino tres de dos mil», añadió. Y es que aunque la opción del nuevo estadio planteada por Ion Tiriac, dueño del Mutua Madrid Open, fuese beneficiosa, «el coste beneficio hay que medirlo con mucho cuidado».

El Consistorio no quiere acometer de forma directa la inversión que supondría un nuevo estadio –en torno a 12 millones de euros sin cubierta retráctil y 25 con este elemento– aunque no pone líneas rojas a la negociación y no se descarta una nueva instalación si la costease un patrocinador privado. Cueto insistió en continuar con la venta de los palcos reservados para el Ayuntamiento para reducir así la aportación municipal al torneo: «El posible aumento de la contribución a los premios, las reivindicaciones de los vecinos de San Fermín son cuestiones a valorar también. Queremos hacer un pack para decirle al promotor cuál es su presencia en Madrid y qué podemos hacer entre todos para equilibrar las cosas». Así, el Ayuntamiento quiere sólo dos palcos y duplicar el número de visitantes. «Que en lugar de un 20% de turistas extranjeros fuera un 40%».

Los organizadores, sin embargo, temen que la Comunidad y el Ayuntamiento apuesten por la organización en la capital de la primera edición de la nueva Copa Davis de tenis que impulsa una empresa vinculada a Gerard Piqué con formato parecido al mundial de fútbol, tal y como acordaron en la última reunión que mantuvieron el presidente regional y la regidora madrileña. Creen que el daño que podría hacer al Mutua Madrid Open este evento pasajero puese ser importante. De ahí la preocupación de los organizadores.El Gobierno de Ahora Madrid, sin embargo, cree que Madrid sigue siendo la ciudad más atractiva para celebrar el torneo y, contrariamente a lo que aseguró Tiriac, ciudades como Berlín o Múnich no están interesadas por lo que espera alcanzar un acuerdo antes de que finalice el año. El portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha celebrado el buen clima de la reunión y el consenso de todos los grupos. Además, se ha mostrado partidario de buscar alternativas para que el torneo pueda crecer sin que ello suponga un gasto «doloso» para el Consistorio de la capital. Lo mismo que la socialista Purificación Causapié que pretende que lo que se construya sea «lo menos costoso» y que sirva más allá de este evento deportivo puntual. Para la socialista el uso que los vecinos puedan hacer de la Caja Mágica debería formar parte de la negociación. Begoña Villacís, de Cs, ha celebrado el «posicionamiento común» y que todos los grupos coincidan en la necesidad de que el Open continúe.

Últimas noticias