MENÚ
martes 15 octubre 2019
21:21
Actualizado

Un preso peligroso provoca un incendio en el módulo de aislamiento de Murcia II

Desde Acaip denuncian los escasos recursos de personal con los que cuentan para solventar este tipo de situaciones

  • Un preso peligroso provoca un incendio en el módulo de aislamiento de Murcia II
    /

    Archivo

Tiempo de lectura 2 min.

21 de agosto de 2019. 13:37h

Comentada
Antonio G. Valenzuela Murcia. 21/8/2019

«Más fuego, más fuego». Eso es lo que se escuchó durante la pasada madrugada en el Centro Penitenciario de Murcia II en Campos del Río después de que uno de los presos de grado uno, es decir de alta peligrosidad, prendiera fuego con un mechero a una manta del módulo de aislamiento. Ocurrió durante el turno de noche, en el que únicamente había dos agentes de guardia en ese departamento, que tuvieron que desalojar a otras ocho personas “peligrosas” de la galería para evitar que se intoxicaran con el humo.

Según el secretario de Organización Nacional Acaip, Fran Mauri, el preso autor del incendio se parapetó en la ducha para evitar sufrir quemaduras, lo que evidencia que el fuego no fue un accidente, sino una acción plenamente premeditada.

Este mismo preso multireincidente protagonizó, hace apenas unas semanas, otro incidente en el que mordió a uno de los funcionarios de prisiones durante un conflicto en la prisión de Campos del Río, que actualmente se encuentra de baja.

Mauri exige a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que trasladen a dicho preso a otro centro «de manera inmediata», ya que los disturbios que provoca y la falta de personal de la cárcel hacen de Campos del Río un lugar sin orden ni seguridad, tanto para funcionarios como para internos.

Según el propio secretario de Acaip, fue gracias a la ayuda de otros trabajadores que se encontraban en otros departamentos de la cárcel por la que se pudo apagar las llamas del módulo de aislamiento, lo que provocó que cejaran en sus funciones. «Tuvieron que entrar con extintores y mascarillas tras ver por las cámaras de seguridad la situación y dar la voz de alarma».

Insiste en que «por desgracia», este tipo de acciones en la cárcel de Murcia II son frecuentes, y aunque se le impondrá algún tipo de sanción al preso autor del fuego, se exige su inmediato traslado a otro centro en el que pueda estar más controlado, dado su alto grado de peligrosidad.

«En este centro no contamos con el personal suficiente, ni estamos preparados para afrontar este tipo de situaciones tan peligrosas para todos».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs