1957 Porsche 550A Spyder, el primer coche de carreras de la firma alemana

El 550A se basó en el primer coche de carreras de Porsche, el RS 550 Spyder con motor central. Aparecido a finales de 1956, el 550A se diferenciaba de su predecesor por el uso de un marco espacial de tubo completo con varios travesaños de soporte trasero, en lugar de la estructura interna de chapa de acero soldada más pesada del 550

1957 Porsche 550A Spyder
1957 Porsche 550A Spyder1957 Porsche 550A Spyder1957 Porsche 550A Spyder

El “Mata Gigantes”

Los ejes oscilantes traseros de la 550 fueron reemplazados por una nueva disposición de pivote bajo que hizo que la manipulación fuera mucho más predecible. El complejo motor boxer-four de 1,5 litros y cuatro levas diseñado por el Dr. Ernst Fuhrmann había sido probado hasta unos 135 CV a 7.200 rpm con 107 Nm de par motor en plena sintonía de competición. El transeje de cuatro velocidades de relación cercana incluía ahora una marcha adicional “semiprimera” para el arranque. Sus grandes tambores de freno con aletas fueron perforados lateralmente para un efecto de enfriamiento adicional, y fueron fácilmente capaces de arrastrar estos ágiles y ligeros coches desde su velocidad máxima de fábrica de casi 240 km/h.

La construcción de la curvilínea y elegante carrocería de aleación de aluminio batido a mano fue subcontratada a la Karosserie Wendler de Reutlingen. Aunque visualmente es similar al 550, el 550A puede ser identificado por los nuevos paneles de acceso detrás de las puertas. Había pequeños conductos de entrada de aire en la nariz. La mayoría de los 550A ofrecían un pequeño parabrisas moldeado delante del conductor y un carenado en el reposacabezas, y una cubierta metálica “tonneau” cerraba el lado del pasajero de la cabina espartana. El coche terminado pesaba poco más de 540 kilos.

El 550A hizo su primera aparición en la carrera de 1000 Km. de Nürburgring en 1956, donde ganó su clase. Ese éxito animó a la fábrica a aventurarse en territorio extranjero. En la Targa Florio de 1956, el as italiano Umberto Maglioli obtuvo una brillante victoria general en un esfuerzo de ocho horas en solitario.

La mayoría de los primeros 550 se habían vendido a clientes en los EE.UU., y el nuevo derivado "A" también encontró una ansiosa base de clientes en América del Norte y del Sur. Los equipos que habían disfrutado de un éxito constante con los primeros coches se apoderaron de los nuevos. Entre ellos estaba el concesionario de Porsche de los suburbios de Los Ángeles y el piloto Jack McAfee. McAfee ya tenía una gran experiencia al volante de Ferraris mucho más poderosos pero temperamentales, conduciendo para el establo de John Edgar. Pero reconociendo la superioridad de manejo y confiabilidad del 550 Spyder, instó a Edgar a comprar varios, incluyendo el ganador de la clase Sebring 12 Hours de 1956 que había sido manejado por Hans Herrmann y Wolfgang von Trips. Para entonces, los pequeños Porsches ya eran conocidos como "Asesinos Gigantes".

Targa Fiorio 1956– Umberto Maglioli / Porsche 550ª
Targa Fiorio 1956– Umberto Maglioli / Porsche 550ªTarga Fiorio 1956– Umberto Maglioli / Porsche 550ªTarga Fiorio 1956– Umberto Maglioli / Porsche 550ª

McAfee usó esta máquina para ganar el campeonato de la SCCA de Clase F Modificada en 1956. Cuando apareció la 550A con su nuevo chasis y suspensión mejorada, McAfee instó a Edgar a adquirir el chasis 0104 de fábrica. McAfee, escribe el hijo de Edgar, William, tuvo problemas para adaptarse al modelo A. McAfee optó por seguir corriendo con su viejo 550 a pesar de un déficit de caballos de fuerza, pero cuando el constructor de casas y entusiasta de las carreras Stanley Sugarman, de Phoenix, Arizona, compró los Porsche 550 del equipo de Edgar, McAfee apareció, trayendo al mago de las cuatro cámaras Vasek Polak para que girara las llaves.

Número de chasis 550A-0116
El 18 de febrero de 1957, el 550A-0116 se entregó nuevo en el concesionario de Jack en Burbank, California. Los dos buenos amigos lo llevaron a las carreras, con Sugarman como participante y el coche llevando en varios momentos variaciones del número de carreras habitual de McAfee. 88, como el Nº188 o el Nº288. Este último número también puede haber sido usado para otros pilotos invitados. El Spyder 550A-0116 aparece como participante en un concurso de la SCCA en Riverside en marzo, pero aparece como no participante. El fin de semana del 19 y 20 de octubre encontramos a Sugarman en el 550A en el Hourglass Field cerca de San Diego con el número 288. Terminó decentemente en las tres carreras en las que participó. Una semana después corrió en Pomona y luego en Palm Springs a principios de noviembre. Luego, en el Riverside National el 17 de noviembre de 1957, McAfee aceptó las peculiaridades de la A y le dio al diminuto Porsche su primera victoria, capturando la clase F-G-H Modificado con poco esfuerzo. Se cree que en cualquier lugar de California donde se programara una carrera de la SCCA, él y Sugarman estarían a mano, terminando frecuentemente bien.

En febrero de 1959, el 550A-0016 con su distintivo color rojo sobre blanco fue vendido a Elden Beagle de Sacramento. Este coche se ve a menudo en fotografías de época tomadas en circuitos de carreteras y aeropuertos de toda California. Después de una breve propiedad, Beagle vendió el coche al distribuidor de Porsche y devoto corredor Don Wester de Monterey, California.

Para 1962, el 550A había quedado obsoleto por los nuevos RS-60 y -61 Spyders de Porsche. El chasis 550A-0116 pasó a manos de una serie de coleccionistas, entre los que se encontraban Irwin Schueback de Spokane, Washington; Chuck Woodward de la zona de Seattle; Bill Perrone de Huntington Beach, California, que realizó una restauración a principios y mediados del decenio de 1980; luego a William Zunkel y al entusiasta de las carreras sudafricanas David Cohen a finales del decenio de 1980; y luego al famoso corredor y coleccionista de Porsche Dick Barbour hacia 1989-1993.

El chasis 550A-0116 fue adquirido por el coleccionista japonés Hui Takahara en 1993, y posteriormente envió el coche a Alemania para una completa revisión y restauración en el taller de Manfred Friesinger. El automóvil fue restaurado a la configuración de la época con la versión actualizada y más aerodinámica del morro que ofrecía Porsche y que se instaló en 1959. Carl Loch construyó un nuevo motor de cuatro levas para reemplazar el original (no. 90109). El coche fue vendido a su actual propietario en 2013. Este Porsche de importancia histórica se exhibió en el Concours d'Elegance de Amelia Island en 2014, donde fue premiado como el mejor de su clase.

El modelo, subastado en Monterey 2018, venía aparte del impecable estado de conservación y mantenimiento , acompañado de una gran cantidad de documentos y fotografías de carreras de época y su caja de motor original. Una hoja de datos técnicos de fábrica escrita a mano en alemán, fechada el 18-2-57 y obtenida del Museo Porsche por el actual propietario, enumera de forma bastante detallada las especificaciones del 550A-0116, incluyendo sus diversos juegos de engranajes incluidos, y este documento se incluye con el coche. Además, el archivo incluye una gran cantidad de fotos de época, programas de carreras y otra documentación histórica. Además, el "asiento mecánico" original y el manual del conductor permanecen con el coche.

Los Spyders 550 y 550A están entre los más codiciados y buscados coches de fábrica de Porsche en el mundo. El chasis no. El 550A-0116 es uno de los 40 chasis construidos por el brillante fabricante alemán, cuyos éxitos en el circuito son insuperables.

Historia


Después de la Segunda Guerra Mundial, Walter Glockler de Frankfurt, fue uno de los primeros en tener un concesionario de Volkswagen. Era un piloto de motos amateur que se aventuró en las carreras de autos una vez que tuvo el apoyo financiero de su exitoso concesionario. Uno de sus ingenieros que trabajaba en el concesionario había trabajado en coches deportivos Adler de la preguerra y había acumulado una gran cantidad de conocimientos y experiencia en carreras. En 1948 modificaron un motor Hanomag y lo colocaron en la mitad del barco creando un coche de carreras muy competitivo. En 1950 continuaron con su configuración de motor central pero cambiaron a un motor Porsche de 1 litro. La suspensión trasera se invirtió y se montó en un chasis de bastidor tubular con el conductor sentado en el centro del vehículo para optimizar la distribución del peso. La carrocería fue creada por C. H. Weidenhausen y construida en aluminio y pesaba menos de 450 Kilos. La combinación fue suficiente para que Glockler ganara el Campeonato de Automóviles Deportivos de 1100 cc. Para la siguiente temporada, Glockler hizo convertir el motor para que funcionara con alcohol, lo que mejoró la potencia y lo mantuvo competitivo para otra temporada. Estos fueron los comienzos de los muy exitosos especiales de Glockler.

La colaboración entre Porsche y Glockler comenzó. Porsche buscaba publicidad y reconocimiento para sus productos para estimular aún más las ventas, mientras que Glockler disfrutaba de los últimos desarrollos de motores y nuevos productos. Esta colaboración continuó durante varios años antes de que Porsche comenzara a construir su propia serie de coches de carreras. A Ernst Fuhrmann se le encomendó la tarea de crear un motor apto para la competición; el proyecto se denominó 547, mientras que a Wilhelm Hild se le encargó la creación de un nuevo chasis, denominado Proyecto 550. El diseño resultante fue similar al del Glockler de motor central, consistente en un bastidor de escalera de tubo de acero con seis travesaños. El tren motriz de un 356 fue modificado y colocado detrás del conductor pero delante del eje trasero. La suspensión era básicamente una unidad 356 de serie con pequeñas modificaciones para acomodar el peso extra y las demandas de las carreras.

Hild completó dos chasis pero el desarrollo del motor aún no estaba listo. En su lugar, se colocó un motor de un 356 1500 Super. Fue modificado para funcionar con alcohol, lo que resultó en casi 100 caballos de fuerza. Luego fue ligeramente desintonizado para lograr una compresión óptima de 9.0:1 que redujo la potencia a casi 80 caballos pero aumentó su fiabilidad.

El primer Porsche 550, equipado con una carrocería Roadster, tuvo su debut en las carreras Eiffel en Nurburging. Pilotado por Helm Glockler, el Porsche demostró inmediatamente sus capacidades. Por desgracia, el tiempo era malo y había problemas con el carburador, pero no fue suficiente para evitar que Glockler y el 550 ganaran la carrera. Incluso con una fuerte competencia, su primera carrera había sido victoriosa. Porsche puso sus ojos en la agotadora pero prestigiosa carrera de resistencia de las 24 horas de LeMans.

LeMans es una pista de alta velocidad y los fabricantes a menudo construyen carrocerías personalizadas para sus coches para aprovechar una mejor aerodinámica para alcanzar mayores velocidades. Dos coches fueron preparados por Porsche para la carrera, ambos con carrocerías coupé. Se inscribieron en la clase de 1101-1500 cc y al final de la carrera habían superado fácilmente a la competencia. En la clasificación general conjunta, habían terminado 15º y 16º. , pero el Porsche 550-02 conducido por Richard Frankenberg y Paul Frere se adjudicó la victoria de la clase. Los autos fueron luego utilizados en competiciones alemanas.

1957 Porsche 550A Spyder
1957 Porsche 550A Spyder1957 Porsche 550A Spyder1957 Porsche 550A Spyder

Le Mans 1953 – Porsche 550 Coupé Frankenberg/ Frere

Ernst Furhmann continuó con su proyecto de desarrollo de motores, bajo la estricta dirección de mantenerse en el límite de los 1500 cc. Tomó prestado de uno de sus diseños anteriores; un motor 12 plano usado en el coche del Gran Premio de Cisitalia. Tenía un gran diámetro y una pequeña carrera. En lugar de usar la configuración de válvulas en cabeza de los 356, optó por un diseño de árbol de levas en cabeza donde cada juego de dos cilindros tenía dos árboles de levas en cabeza impulsados por ejes. Cuando se completó el nuevo motor, se colocó en un nuevo chasis 550 que había continuado la evolución del diseño, la fuerza, la rigidez y la reducción de peso. Seguía siendo un chasis tubular, pero había sido modificado gracias a los conocimientos adquiridos en las pruebas y las carreras. Se creó una nueva carrocería, diseñada por Erwin Komenda y de forma similar a las carrocerías originales de las otras 550.

Este nuevo 550 fue mostrado al público por primera vez en el Gran Premio de Hockenheim de 1953, donde no pudo igualar las velocidades del 550 Coupe. Se corrió una semana después en una subida a la colina donde obtuvo un respetable tercer lugar. Un mes más tarde un quinto 550 se exhibió en el Salón del Automóvil de París donde fue acompañado por la noticia de que el 550 RS Spyder pronto entraría en producción y estaría disponible en 1954. El coche de exhibición tenía algunos lujos que no tenían los demás pilotos, como un parabrisas completo con limpiaparabrisas, asientos para dos personas, capota convertible y la comodidad de una guantera con cerradura. Porsche se esforzó en preparar los 550 para las carreras durante 1953 y 1954. Cerca del final de 1954, los vehículos estaban listos. En las manos de hábiles corsarios, los 550′s rápidamente comenzaron a acumular muchas victorias, a menudo superando a la competencia de motores más grandes. Uno de los propietarios de un 550 Spyder, con número de serie 550-0055, fue el legendario James Dean, que apodó a su máquina “Pequeño Bastardo” - El 30 de septiembre de 1955, en la intersección de las autopistas 466 y 41, la vida de James Dean llegó a su fin mientras conducía el 550 Spyder.

Los dos 550 originales fueron preparados para la Carrera Panamerica en 1953. Adornados con pegatinas de patrocinadores y libreas, los dos coches dominaron fácilmente la clase de 1500 cc. El 550-02 de José Herrate salió victorioso aunque el 550-01, conducido por Jaroslav Juhan, fue el más rápido de los dos pero se vio obligado a retirarse debido a dificultades mecánicas. Al año siguiente el 550-04, equipado con el motor Fuhrmann de cuatro levas, entró en la carrera Carrera Panamerica donde terminó tercero en la general y primero en la clase. En honor a estos logros, los 356 modelos equipados con el motor Fuhrmann fueron apodados "Carrera".

José Herrate – Porsche 550 Coupé / Carrera Panamericana 1953
José Herrate – Porsche 550 Coupé / Carrera Panamericana 1953José Herrate – Porsche 550 Coupé / Carrera Panamericana 1953José Herrate – Porsche 550 Coupé / Carrera Panamericana 1953

José Herrate – Porsche 550 Coupé / Carrera Panamericana 1953

En total hubo alrededor de 90 ejemplos de 550 Spyders RS creados con 78 seccionados para uso público. En 1956 Porsche presentó el 550A, que tenía un aspecto casi idéntico al de su predecesor, pero con muchas mejoras mecánicas, incluyendo un chasis de bastidor espacial acoplado a un motor 547 de cuatro levas de Fuhrmann capaz de producir más de 130 caballos de fuerza. Presentaba una caja de cambios manual de cinco velocidades y una suspensión multibrazo que mejoraba enormemente el manejo y reducía el sobreviraje.

El Porsche 550 fue un coche muy exitoso que mostró las capacidades y la creatividad de Porsche. A lo largo de los años siguientes, se crearon nuevos Porsches más grandes, mejores y más rápidos, y continuaron la tradición en los circuitos de carreras de este pedigrí histórico.

El deporte del automóvil fue parte de la imagen de la incipiente firma de coches deportivos Porsche desde el principio. El 356 se hizo rápidamente popular en todo el mundo, en manos de conductores privados con ambiciones deportivas. A principios de los años 50 se desarrollaron nuevos coches deportivos en Zuffenhausen: el 550 Spyder de 1,5 litros demostró ser un tiburón en la pecera contra competidores de mayor desplazamiento en las grandes carreras. Este Spyder utilizó el primer motor desarrollado por Porsche para Porsche: el Type 547 con 1,5 litros de cilindrada y cuatro árboles de levas en cabeza accionados por eje.

Porsche había hecho el cambio de una bandeja de suelo a un bastidor espacial tubular para la construcción de carreras, estableció la caja de cambios de cinco velocidades, continuó aumentando el rendimiento y montó frenos de tambor más grandes. Estas mejoras, junto con otras innumerables modificaciones, mantuvieron al Spyder a la cabeza de la “clase de coches deportivos pequeños” (hasta 1500 cc) durante los años 50.

1957 Porsche 550A Spyder
1957 Porsche 550A Spyder1957 Porsche 550A Spyder1957 Porsche 550A Spyder

Pero 1960 trajo nuevas regulaciones para los coches deportivos de carreras, lo que llevó al Spyder RS 60 con una cilindrada aumentada a 1600 cc, un parabrisas más grande, una capota “funcional” y un maletero de regulación en la cola, detrás de un motor de cuatro levas que ahora producía 160 CV. Este RS 60 trajo a Porsche sus mejores resultados hasta ese momento, particularmente en eventos de larga distancia. Mientras que una victoria general en la 44ª Targa Florio en 1960 por Bonnier/Herrmann, con una ventaja de más de 6 minutos sobre un Ferrari de 3 litros, estaba dentro del rango de logros anteriores - los coches deportivos de Zuffenhausen ya habían conseguido victorias generales en la Targa Florio en 1956 y 1959 - un nuevo capítulo de Porsche se abrió con la primera aparición del RS 60 en las 12 horas de Sebring (EE.UU).

Olivier Gendebien y Hans Herrmann ganaron directamente, mientras que Holbert/Scheckter/Fowler condujeron un segundo RS 60 de fábrica a segunda, por delante de Nethercutt/Lovely en un Ferrari Dino de 3 litros. El piloto suizo Heini Walter, al volante de un RS 60, consiguió el tercer y cuarto campeonato europeo de montañismo de Porsche en 1960 y 1961, después de los de 1958 del conde Berghe von Trips y 1959 de Edgar Barth.