¿Un horno o un mueble de lujo? Definitivamente, esto es un horno de lujo

Los hornos Harrison son sinónimo de distinción y de cocinas de alta calidad. Son las piezas maestras perfectas para elaborar platos de lujo desde cualquier cocina o jardín.

Harrison Ovens
Harrison OvensHarrison OvensHarrison Ovens

Pero la belleza no está (toda) en el exterior, sino en el interior de cada una de las unidades que Harrison elabora. Además de ser diseñados como parte del resto del mobiliario de la estancia con un gusto exquisito, estos hornos destacan por su rendimiento, versatilidad y función.

Harrison Ovens es una empresa británica familiar especialista en el diseño de hornos de carbón de combustible sólido con cámara cerrada. Esta fue fundada por el ingeniero, soldador y amante de los fogones Daniel Thumwood, cuyo objetivo era acercar a cocineros de todas las clases y niveles a los hornos profesionales típicos de los restaurantes de alta gama. Y es que ha superado todas las expectativas.

Cada horno de la firma está elaborado a mano a base de acero inoxidable de la mejor calidad y bajo pedido, lo que hace que Harrison pueda satisfacer las necesidades de cada uno de sus clientes. La altura, los colores y el lado hacia el que se abre son totalmente personalizables.

Estos hornos artesanales combinan lo mejor de la era tradicional y de la moderna. La estética “vintage”, muy arraigada a nuestra época, y el buen hacer de Daniel han hecho que este gran electrodoméstico sea el protagonista de una cocina corriente. ¿Lo mejor? La exclusividad de que jamás habrá dos hornos iguales.

Harrison Ovens
Harrison OvensHarrison OvensHarrison Ovens

Cada pieza fabricada por Harrison Ovens posee su propio número de serie, libro de registro y certificado de autenticidad firmado por el fundador de la marca y es capaz de integrarse a la perfección en cualquier cocina del mundo. Esto es gracias a que han sido concebidos como muebles y como hornos, ¿lo habías visto antes?

Sin embargo, el éxito de los hornos Harrison deriva en el acabado de las suntuosas comidas que se cocinan en ellos y en los sabores únicos como resultado, que no se pueden obtener con otro horno del mercado. Estos alcanzan una temperatura de hasta 300 grados, regulable a la perfección en tan solo media hora, lo que hace que los platos estén listos en un abrir y cerrar de ojos.

Por otro lado, gracias a los acabados de Harrison, estos están completamente aislados y el calor no se escapa al resto de la estancia a pesar de ser de carbón. Las paredes de acero inoxidable irradian calor de las brasas, lo que hace que la intensa fuente de calor uniforme se bloquee y mejore la humedad y el sabor.

La variedad de nombres y modelos, cuyos títulos hacen referencia a productos gastronómicos (tinta de calamar, moules, borsch, venado, pez loro, col rizada y rábano picante), entre los que se puede elegir es muy extensa. También se puede escoger entre el modelo tradicional en acero ‘Harrison S’ o entre base de nogal o de roble.

Harrison Ovens
Harrison OvensHarrison OvensHarrison Ovens

Puedes obtener tu horno Harrison desde aproximadamente 6.000 euros. Definitivamente, merece la pena invertir en uno de ellos.