No es un sueño, es una suite portátil de lujo en medio del océano

Es el primer alojamiento sobre el mar, donde los únicos vecinos que tendrás serán los habitantes de la fauna marina. ¿Te atreves a vivir una experiencia auténtica como un pez?

La suite de lujo Anthénea ha sido desarrollada en su totalidad en Francia e ideada por el arquitecto naval Jean-Michel Ducancelle. Este, con la intención de perseguir el sueño de su vida, se sumergió en un proyecto fascinante que le llevó 25 años de investigaciones e innovaciones, y que por fin, ha visto la luz y el agua del mar.

Se trata de un modelo de suite, un hábitat flotante autónomo como nueva forma de turismo, adaptado para resistir a cualquier inclemencia del tiempo, ecológico y respetuoso con el entorno natural al carecer de cimientos, que ofrece una sensación de libertad infinita a sus huéspedes y que se puede tanto alquilar a través del hotel que lo posea desde 290 euros la noche, como reservar para eventos e incluso comprar y personalizar por un precio que oscila entre los 250.000 euros y los 420.000 euros.

Su instalación en alguno de los rincones más asombrosos del planeta requiere nada más que 48 horas, aunque hay que encargarlo bajo pedido.

La construcción de Anthénea, completamente insumergible, se ha llevado a cabo con materiales 100% reciclables. Gracias a su sistema de anclaje tornillo de arena puede estar en mitad del mar y todas las necesidades están a bordo. A través de una tableta, los clientes podrán optimizar su estancia. Una experiencia de eco-lujo.

Lo que sustenta a este loft flotante, (perfecto para escapadas hasta para los más inexpertos), con prestaciones de lujo es el propio sol, pues está dotado de cinco paneles solares situados en la cúpula, que le ofrecen 3 o 6 días de autonomía. También posee un pozo central y un techo retráctil para disfrutar de la naturaleza al aire libre.

El espacio cuenta con un total de 50 metros cuadrados en los que se encuentran repartidos tres espacios habitables: Un salón amueblado con vistas 360º, donde se alojan un observatorio submarino y la zona de cocina, de uno hasta tres dormitorios con cama redonda extragrande y bañera tanto de agua dulce como salada, y la zona de solárium, donde conectar con el mar, el cielo, las estrellas y el fondo marino, que está ubicada en la parte superior con capacidad para hasta 12 personas.

Además, la compañía ofrece una gran variedad de modelos de cabañas que se adaptan perfectamente a cada necesidad: personalizable, para reuniones de negocios y como centro de bienestar son algunos de ellos. El equipamiento completo y diseño de alta gama de cada uno es como los de un hotel de gran lujo.