¿Pagarías más de 200.000€ por equipar a tu coche de lujo con la mayor potencia de sonido?

Esta sinergia se ha forjado para construir un sistema de sonido que no encuentra rival ya que, en palabras del cofundador y diseñador principal de Kyron, Lee Gray, “su sonido solo se iguala si el artista actúa en directo en su hogar”.

El cliente que no escatima en gastar grandes cantidades de dinero para adquirir la última joya del motor, ¿crees que lo iba a hacer en el equipo de música que dinamizará sus viajes? Sabemos que no.

En mayo de este año, Brabham Automotive terminó de producir su espectacular súper deportivo BT62. Pero ha querido potenciarlo mucho más. Para ello, se ha asociado con Kyron Audio, una de las principales empresas especialistas en el diseño y producción de amplificadores y altavoces con sede en Australia. Esta sinergia se ha forjado para construir un sistema de sonido que no encuentra rival ya que, en palabras del cofundador y diseñador principal de Kyron, Lee Gray, “su sonido solo se iguala si el artista actúa en directo en su hogar”.

“Así como el BT62 cambia su percepción de lo que puede hacer un súper deportivo, disfrutar de la música a través del sistema Kyron Audio es una experiencia inmersiva que cambia la mente. Estamos orgullosos de compartir la pasión de Brabham Automotive por el rendimiento y la dinámica y esperamos crear experiencias excepcionales para nuestra clientela compartida", aporta Gray.

A lo que Dan Marks, CEO de Brabham responde: “Brabham Automotive se asocia con marcas que tienen el mismo enfoque en la calidad, el compromiso del cliente y que luchan por la excelencia en su campo. Kyron Audio encaja en ese molde, haciendo un producto de primer nivel. La dedicación de Kyron al diseño, la ingeniería y el rendimiento coincide con la nuestra, ofreciendo a los clientes una excelente opción de estilo de vida".

Gracias a su programa de personalización, Kyron ofrecerá a los compradores un sistema de audio a la medida de sus gustos, para que coincida perfectamente con los acabados de su modelo Brabham BT62. Este equipo costará, estimadamente, unos 210.000€.

Sobre el Brabham BT62

Sí, el Brabham BT62 es una bestia sólo apta para circuito. Y de él, sólo 70 unidades han llegado al mercado por unos 1,15 millones de euros. Pero Brabham Automotive también ha iniciado el desarrollo del BT62R, que será el primer modelo de carretera producido por la marca australiana desde que comenzó a montar vehículos en 1962. Su precio rondará el millón de euros.