La sombrerería más antigua (y lujosa) del mundo presenta una colección cápsula irresistible

La sombrerería más antigua del mundo ha presentado su última colección cápsula para mujeres. Y no puede gustarnos más...

Esta colección recoge las creaciones de la diseñadora principal de la colección Couture de la marca, la galardonada Awon Golding.

La diseñadora, nacida en Hong Kong, fue redactora y editora de moda en reconocidas revistas. Estudió sombrerería en el Kensington and Chelsea College de Londres y trabajó para TopShop y River Island. Su última colección cápsula para la histórica tienda de sombreros celebra a las “mujeres icónicas y a las mujeres modernas”.

Tendencias, estilo y elegancia que se encuentra con el prestigioso legado de la firma. Lock & Co se estableció por primera vez en 1676, aunque la división para mujeres no llegó hasta mujeres 1993. Y lo hizo con elegancia clásica a través de una serie de turbantes de alta costura, boinas para posarse, gorros para la lluvia o sombreros de fieltro. Inspiración inglesa en una colección de sombreros para mujeres que beben del eterno estilo británico en la creación de estos complementos. Y que llega hasta hoy con esta colección.

¿Quién lleva estos icónicos sombreros? Clientas de la talla de Kylie Minogue y Lady Gaga

No nos puede gustar más su sombrero “Yoko”, un canotier de trenza de paja de ala corta. “Meghan” es un sombrero mediano de sinamay y pinokpok con detalles de camelia buntal. “Marlene” es un sombrero de copa abstracto construido con crinolina negra drapeada y acabado con marfil. “Bianca” es un turbante de rosas de gran tamaño elaborado con organza de seda color marfil y acabado con detalles de perlas cosidas a mano. Todas estas creaciones son personalizables.

Sobre Lock & Co

Reverenciados por una artesanía afilada durante siglos, sus diseños innovadores han adornado las cabezas de algunas de las figuras más importantes de la historia. ¿Por ejemplo? El almirante Lord Nelson usó su bicornio en la batalla de Trafalgar. Sir Winston Churchill adoptó sus sombreros Cambridge y Homburg como sus marcas registradas. El atrevido autor Oscar Wilde era un profundo admirador, mientras que el igualmente elegante Beau Brummell adquirió sus sombreros como parte de su repertorio sartorial.

Sus sombreros de lujo no solo nacen de la moda, sino también de la funcionalidad, como lo atestigua el famoso sombrero Coke. Nombrado en honor al noble Edward Coke, que encargó a Lock en 1849 crear un estilo lo suficientemente resistente, el sombrero ha trascendido el tiempo para convertirse en un verdadero clásico, hecho aún más memorable en la pantalla grande: el villano de Bond Oddjob lo usó en Goldfinger y Charlie Chaplin hizo lo propio con él.