Las llamadas que combaten la soledad

«¿Charlamos?» El programa para acompañar a los mayores durante la pandemia continuará

Se ha realizado un seguimiento a unos cien mayores, la mayoría mujeres
Se ha realizado un seguimiento a unos cien mayores, la mayoría mujeresCristina BejaranoLa Razón

Al otro lado del teléfono no sólo han encontrado un voluntario, sino un amigo, alguien que les escucha. El servicio de acompañamiento telefónico «¿Charlamos?», que arrancaba el pasado abril para paliar las situaciones de soledad de las personas mayores durante el confinamiento, ha supuesto un gran apoyo para muchos de ellos. La consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, que dirige Alberto Reyero, ha hecho ahora balance del servicio. El trabajo previo del Consejo Regional de Mayores de la Comunidad de Madrid ya había permitido detectar situaciones de soledad no deseada y realizar actuaciones previas para evitarla, de las que se ha derivado este servicio. Además se ha atendido a los mayores que, aun teniendo relaciones interpersonales satisfactorias, se vieron afectados por la cuarentena, tanto los que viven en su propio domicilio, como aquellos que se encuentran en residencias.

La atención telefónica ha sido realizada por voluntarios de las ONG Grandes Amigos, Solidarios para el Desarrollo, Nadiesolo Voluntariado y Cruz Roja, que han hecho seguimiento durante los meses de confinamiento a cien personas, con una edad media de 81 años, de las que un 78% han sido mujeres.

La valoración del trabajo se ha realizado mediante un Plan de Evaluación, realizado por la Comunidad entre los profesionales sociosanitarios que han intervenido y por las ONG entre las personas mayores atendidas. La iniciativa ha sido valorada con un 9,2 sobre 10 en la encuesta de satisfacción. Además el 89% de estos mayores piden la continuidad de las llamadas, aunque puedan salir a la calle y llevar una vida relativamente normal. Según el cuestionario, el 88% de los mayores acompañados en el programa ha aliviado su sentimiento de soledad gracias a las llamadas; el 85% afirma que ha mejorado su estado de ánimo general y el 81% indica que les ha aportado tranquilidad, seguridad y confianza. Entre las observaciones de los mayores hay algunas como «me he sentido muy acompañada», «puedo hablar con la voluntaria cosas que no hablaba con nadie», «me tratan muy bien y quiero que me sigan llamando» o «las conversaciones me han alegrado mucho».

Se han realizado entre dos o tres llamadas semanales, excepto en las situaciones que requerían mayor apoyo afectivo, que se efectuaban a diario. Una vez terminado el confinamiento, numerosos voluntarios han querido conocer en persona a las personas mayores y sus familiares.

Las claves

  • La iniciativa continuará los próximos meses, coordinada por el Consejo Regional de Mayores de la Comunidad de Madrid y con la colaboración de las mismas organizaciones.
  • Tanto el teléfono 689 740 266 como el correo hola@charlamos.org seguirán habilitados, así como la página web www.charlamos.org