Madrid: el Ayuntamiento retira la placa de Largo Caballero en Chamberí

Más Madrid lo censura y el PSOE confirma que acudirá a los tribunales

El Ayuntamiento de Madrid cumplió con lo acordado en el último Pleno Ordinario: la retirada, dentro de sus competencias, de aquellos símbolos que elogien la figura de Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto, destacadas personalidades de la Segunda República y que cuentan con varios reconocimientos en Madrid. La primera intervención se ha producido esta mañana, cuando operarios municipales han retirado la placa dedicada a Largo Caballero en la que era su casa, en la Plaza de Chamberí. La medida, que el Ayuntamiento de la capital ha encuadrado dentro del cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, fue presentada por Vox y apoyada por la corporación municipal.

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha afirmado “PP y Ciudadanos, desgraciadamente, votaron a favor, y hoy la placa de Largo Caballero, que se encontraba en la plaza de Chamberí, en el barrio donde nació, ha sido arrancada a martillazos por dos operarios que trabajan, entendemos, bajo las órdenes del Gobierno de Martínez-Almeida”. De hecho, Más Madrid ha compartido un vídeo en su cuenta de Twitter que recoge el momento en el que dos operarios retiran la placa.

“Lo que no sabemos es quién ha dado la orden”, añadió la portavoz de Más Madrid. “Esa orden por escrito, ¿dónde está? Ese expediente, ¿dónde está? ¿La ha dado Almeida? ¿La ha dado el concejal de Chamberí (el popular Francisco Javier Ramírez Caro)? ¿De dónde sale la orden de destruir de forma presuntamente irregular el patrimonio de la ciudad de Madrid y atropellar la memoria democrática de nuestra ciudad?”, se pregunta.

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamieno, Pepu Hernández, ha anunciado la intención de su grupo de ir a los tribunales. Y es que, desde su formación, consideran el de esta mañana un “acto vandálico”. "El PSOE acudirá a los tribunales denunciando esa retirada ilegal y exigiendo responsabilidades a sus autores”, adelanta Hernández. Entre otros motivos, Hernández aduce que el acta del último Pleno municipal “aún no es firme”.