Borja Carabante: “Madrid Central era un fracaso y ha quedado demostrado”

El responsable de Movilidad y Medio Ambiente ultima la estrategia Madrid 360: se mantendrá el perímetro restringido en Centro pero permitirá al acceso a los comerciantes

El estado de alarma en la capital no ha desviado al Ayuntamiento de su camino en lo que respecta a la movilidad. Borja Carabante, delegado del Área de Movilidad y Medio Ambiente, se encuentra inmerso en la elaboración de la estrategia Madrid 360, un plan que, asegura, reducirá de forma notable los niveles de contaminación.

–¿Tiene la certeza de que los madrileños podremos salir de la capital este 23 de octubre?

–No, ninguna certeza ni nosotros ni nadie. Estamos pendientes de lo que digan las autoridades sanitarias. Y a partir de ahí, el Ayuntamiento adoptará las medidas para darle cumplimiento.

–¿Cómo ha afectado el actual estado de alarma a la movilidad de la capital?

–Esta última semana hemos detectado un incremento de la movilidad dentro de Madrid. Con las medidas que adoptó la Comunidad en las zonas básicas de salud se había reducido en esas áreas entre un 10% y un 20%. Sin embargo, con ocasión del estado de alarma, y con los madrileños pudiendo moverse libremente por la ciudad, hemos visto un incremento. Especialmente el sábado día 10: un 12,7% más de viajeros de la EMT respecto a la semana anterior. La gente se ha movido más por Madrid que con las medidas adoptadas por la Comunidad. Si uno de los vectores de contagio es la movilidad, era más acertada la restricción por áreas sanitarias que perimetrar todo Madrid.

–¿El aumento de viajeros en la EMT no supone un riesgo?

–Ningún transporte público ha sido origen de contagios. En ninguna ciudad del mundo existe un documento que lo acredite. Tiene sentido: hay una percepción de que el transporte público es más inseguro y todo el mundo lleva la mascarilla, respeta la distancia social... Tenemos dispuestos el 100% de los recursos y la demanda está en torno al 50%. Eso favorece la distancia social.

–Están inmersos en la elaboración de la estrategia Madrid 360. Finalmente, ¿los coches con etiqueta C podrán atravesar el Centro?

–Habíamos propuesto que los vehículos C de alta ocupación pudieran entrar en Madrid Central. Entendíamos que era un concepto moderno y de optimización del sistema. Madrid tiene una tasa de ocupación de vehículos de 1,34 de media; en Barcelona es de 1,79. Lo que pretendíamos es que hubiera menos coches llevando a más gente. Los estudios determinaron que la medida era buena, porque reducía en un 14% el tráfico vehículos C en Madrid Central. Ahora bien, la modificación de la Ordenanza requiere la votación en un Pleno. Tuvimos una reunión con todos los portavoces para explicarles la medida y saber si la apoyarían o no. Nos dijeron que no y, por tanto, no la incorporaremos.

–¿Se mantendrá el perímetro de Madrid Central como lo conocemos hoy?

–Hicimos una modificación del perímetro el año pasado, eliminando algunas calles, como Mártires de Alcalá, donde se ponían una de cada cinco multas. No solo se multaba a la gente; esas calles provocaban que hubiera mayor contaminación en los alrededores. No tenemos previsto modificar el perímetro de una zona de bajas emisiones. Pero quiero recordar que una sentencia del TSJ ha anulado la ordenanza de Madrid Central. Y lo ha hecho porque era chapucera. Estamos a la espera de que se produzca una sentencia firme. Mientras, estamos modificando la Ordenanza de Movilidad para que exista una zona de restricción que tendrá el mismo perímetro de Madrid Central. Pero queremos incorporar mejoras, como el acceso de los comerciantes. Hay 15.000 en Centro y vamos a equipararlos con los residentes, con las mismas condiciones de acceso y de invitación. No tiene sentido que pasen más horas que los residentes en el distrito y no puedan acceder.

–¿Ha cambiado la postura del PP sobre Madrid Central?

–Siempre dijimos que Madrid Centro no nos gustaba, que era un fracaso y una chapuza. Y así se ha demostrado. Fue un fracaso porque no consiguió reducir los niveles de contaminación. El año pasado se siguieron superando los niveles máximos de calidad del aire. No generó una menor congestión en Madrid, y tampoco en el distrito Centro. Ahora bien, no obtuvimos mayoría y hemos tenido que llegar a acuerdos con Cs y Vox. Y llegamos a la conclusión de que era necesario mejorar Madrid Central. Y es lo que estamos haciendo con la modificación de la ordenanza.

–Están a la espera del informe de la Universidad Politécnica, donde se evalúa el impacto de estas medidas. ¿Cuentan con novedades al respecto?

–La Politécnica modelizó el Plan A de Calidad del Aire de Ana Botella, el Plan A de Carmena y hemos pedido que haga lo mismo con Madrid 360. Una estrategia que es la suma de aquellos planes anteriores del Ayuntamiento, a las que hemos sumado medidas adicionales. Están evaluando estas últimas y en qué medida reducirían las emisiones. Al final de mes tendremos los datos definitivos. Ya hay muchas medidas aplicadas: la peatonalización de la Puerta del Sol, así como las peatonalizaciones en 21 distritos; estamos licitando los contratos de Valdemingómez, que es también una fuente de CO2 y de NO2 ; estamos licitando la renovación de los autobuses de la EMT... Las modificaciones estarán listas para principios del año que viene y quedarán blindadas normativamente. Se irán aplicando a lo largo del próximo año.

–Muchos madrileños siempre se mostrarán escépticos ante las mediadas medioambientales que adopte el PP...

–Nadie ha hecho en tan poco tiempo por la calidad del aire como Martínez-Almeida en los 15 meses que lleva como alcalde. Nadie hizo una apuesta tan decidida por el transporte público, que es una movilidad sostenible. El transporte público gratuito... eso no lo acometió la izquierda durante sus años de su gobierno. Las mayores peatonalizaciones del Centro; el mayor porcentaje de crecimiento de carriles-bus con 45 kilómetros; la ejecución de 12,5 kilómetros de carriles bici; la ampliación del presupuesto para zonas verdes y jardines, con 66 millones de euros... Nadie ha apostado tanto por la sostenibilidad en tan poco tiempo como este equipo de Gobierno. Queda mucho por hacer en Madrid 360, una estrategia viva en la que constantemente vamos a ir incorporando medidas.

«No podemos suspender los límites de ruido en Centro»

–¿Rebajarán los niveles permitidos de ruido en la ZPAE, como pide la Plataforma del Ocio? En la última reunión que mantuvieron era patente la disconformidad de los hosteleros.
–El reglamento de las Zonas de Protección Acústica Especial (ZPAE) viene delimitado en las normativas europeas y estatales, concretamente en la Ley del Ruido, en la que se establece que en aquellas zonas donde se superen determinados niveles hay que tomar medidas que permitan reducirlo. La zona de Centro era una de ellas: había que adoptar iniciativas para favorecer el descanso y la salud de los vecinos. En ese análisis de revisión o no de la ZPAE que estamos llevando a cabo, debemos calibrar el derecho de los vecinos con la actividad económica y la problemática coyuntural que se está produciendo en la ciudad de Madrid. Modificar una ZPAE supone un trámite muy proceloso. La tramitación tiene que contar con las mismas garantías jurídicas con las que se realizó su aprobación. Por tanto, no podemos suspender la ZPAE. Es algo inviable. Estamos apoyando a la hostelería con otras medidas fiscales, como la exención de la tasa de terrazas y permitiendo su extensión en la banda de estacionamiento.