“Versión original”: el precedente de Carmena al Ministerio de la Verdad que quiere Sánchez

La alcaldesa puso en marcha una web para señalar informaciones falsas para “mejorar la información”. Una iniciativa similar al “Noticiero de la Verdad” que Maduro abrió en 2013

La ex alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, Manuela CarmenaEmilio NaranjoEFE

Poco después de acceder a la Alcaldía de la capital, en junio de 2015, Manuela Carmena puso en macha una polémica iniciativa: la web Versión Original, destinada a poner el foco sobre los medios de comunicación y sobre los periodistas que, a juicio del Gobierno municipal, publicasen noticias falsas. La medida entronca con el propósito que ha puesto ahora sobre la mesa el Gobierno de Pedro Sánchez en torno a la creación de un plan estratégico de lucha contra la desinformación y que, desde la oposición, ha sido criticado por suponer la creación de un Ministerio de la Verdad.

Una herramienta que hizo que los funcionarios y cargos de confianza del departamento de prensa del Ayuntamiento de Madrid tuvieran trabajo extra. Carmena lanzó esta web para examinar las informaciones publicadas sobre su equipo de Gobierno y así señalar a aquellos medios de comunicación y a los periodistas que, según su criterio, no se ajusten a la verdad en los contenidos que firmen. La web se estrenó bajo el nombre «VO. Versión Original» y con el propósito, tal y como aclararon desde el Ayuntamiento, de «ofrecer directamente a la ciudadanía información contrastada sobre la actividad municipal» y de «publicar rectificaciones y matizaciones sobre noticias aparecidas en medios de comunicación». La alcaldesa de la ciudad justificó la apertura de esta web en la necesidad de «mejorar la información».

En su presentación, la página matizó que las rectificaciones y desmentidos afectarían a las «informaciones publicadas en Prensa», lo que salvó de facto a las televisiones y a las radios del examen. En su arranque, fueron cuatro los periódicos señalados: LA RAZÓN, El Mundo, El País y 20 minutos. «El afán es que sea un elemento más de enriquecer la información», afirmó Carmena. Preguntada por si desconfiaba de los profesionales que cubren la información del Ayuntamiento de Madrid, Carmena aclaró que «los periodistas tenéis una función esencial. No es que me fíe, es que pienso es que sois fundamentales. Otra cosa es que creo que la necesidad de estar constantemente buscando instrumentos que mejoren las informaciones que entre unos y otros nos cruzamos es fundamental». Desde el consistorio además animaron a que la gente señalase a los medios que publiquen «informaciones supuestamente erróneas» a través de un correo electrónico.

Web Versión OriginalAyuntamiento de MadridAyuntamiento de Madrid

En sus declaraciones a los medios, la alcaldesa defendió la web: «Es una decisión que creemos que es creativa e interesante». Aunque más allá de la creatividad y el interés que esgrimió Carmena, la iniciativa no puede considerarse del todo original. En septiembre de 2013, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciaba la creación de un espacio para informar sobre la actividad de su administración y rectificar a los medios de comunicación privados: «Como estamos haciendo ahora una nueva modalidad de comunicación vamos a sacar también el Noticiero de la verdad», aseguró durante un discurso televisado. «Nosotros aspiramos a una reflexión y ojalá una rectificación de los medios de comunicación privados», había sugerido unas semanas antes el vicepresidente de la república venezolana, Jorge Arreaza. La iniciativa de crear un «Noticiero de la verdad» fue duramente criticada por la oposición política y los medios de comunicación privados. Dos años antes, en 2011, el presidente de Bolivia, Evo Morales, creó el Ministerio de Comunicación. El objetivo de este órgano, según Morales, fue darle una «dimensión real» a la comunicación y la interacción con los medios: «Comunicación para liberar al pueblo boliviano, pero una comunicación mediante una información sobre la verdad», aclaró Morales. Precisamente en uno de los apartados de la web de este ministerio, los funcionarios redactan desmentidos sobre informaciones de medios de comunicación privados a los que se les acusa de «mentir».

La iniciativa de Carmena de crear un Ministerio de la Verdad a través de esta web duró poco. Las críticas de todos los partidos excepto Ahora Madrid provocaron que la web fuera quedando paulatinamente en desuso. En la segunda mitad de la legislatura, el equipo de comunicación de Carmena dejó de usarla.