Puente de La Almudena: 1.028 denuncias por toque de queda y 547 por botellones

Desde el inicio del estado de alarma, los agentes han identificado en Madrid a 31.313 personas y 20.893 vehículos en los diferentes controles que se han instalado

Los números dan idea de la irresponsabilidad de algunos con la seguridad sanitaria de todos. La Policía Municipal de Madrid ha interpuesto durante este puente de La Almudena en la capital 1.028 denuncias por infringir el toque de queda, 656 por agrupaciones de más de seis personas y 547 por beber alcohol en vía pública.

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha hecho públicos estos datos durante la visita este martes a las obras de la nueva Unidad Integral de Distrito (UID) de la Policía Municipal, acompañada por la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero.

Desde el inicio del segundo estado de alarma en la capital, el 26 de octubre, hasta el 8 de noviembre, la Policía municipal ha interpuesto 1.614 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, de las cuales 547 corresponden a ese puente.

Este último fin de semana los agentes municipales han intervenido en 400 fiestas privadas en domicilios y locales, donde no se hacía uso de mascarilla y se incumplía la distancia de seguridad, un número mayor que el pasado puente de Todos los Santos, donde se localizaron 313 eventos.

Los policías han multado en este periodo de tiempo a 3.204 personas por no usar la mascarilla, de las cuales 935 sanciones fueron sólo el pasado fin de semana.

También se ha denunciado a 2.357 madrileños, 656 este puente, por asistir a reuniones con más de seis personas y se han cursado 98 propuestas de sanción -31 este fin de semana- a locales que no cumplían el horario establecido.

Desde el inicio del estado de alarma, los agentes han identificado a 31.313 personas y 20.893 vehículos -6.549 y 3.914, respectivamente, este fin de semana- en los diferentes controles que se han instalado.

Por último, los agentes municipales han interpuesto 3.073 denuncias -1.028 este puente- por saltarse el toque de queda en la capital.

Sanz ha agradecido el “trabajo cotidiano y diario” del Cuerpo a lo largo de estos meses de “terrible pandemia”, donde han realizado su trabajo en “circunstancias complicadas”.

Para la delegada, las cifras de actuaciones “demuestran más que sobradamente el esfuerzo impresionante” de la Policía Municipal, que combate “comportamientos antisociales e incívicos de algunas personas que se alejan de la ejemplaridad”.

Preguntada por el aumento de las cifras de fiestas organizadas en la capital este puente, Sanz ha afirmado que “desde luego nos preocupa” que haya “personas que no han entendido la gravedad de la situación” y pongan en riesgo a todos.

Sanz ha defendido que desde el Ayuntamiento de Madrid están haciendo “todos los esfuerzos” para trasmitir el mensaje de la situación sanitaria actual.