La alcaldesa de Móstoles rectifica ante las acusaciones de nepotismo

Noelia Posse retrocede en el último caso de contratación opaca e irregular tras la denuncia del PP

Concentración de trabajadores y usuarios de los centros de mayores de Móstoles el pasado domingo 13 de diciembre.
Concentración de trabajadores y usuarios de los centros de mayores de Móstoles el pasado domingo 13 de diciembre.©Gonzalo Pérez MataLa Razón

«A nosotros lo que nos importa no son las siglas, son las políticas que se hacen, y la gestión a lo largo de este año ha sido nefasta», sentencia Gabriel Ortega como miembro del grupo municipal Ganar Móstoles sobre el trabajo de Noelia Posse y su equipo político. De hecho, aunque al inicio de la legislatura, la marca de Más Madrid en el municipio gobernaba junto al PSOE y a Podemos, el pasado mes de octubre se desligó de la coalición tras lo que el exconcejal califica de «una sucesión de escándalos provocados por el enchufe de familiares y amigos directos de la alcaldesa doña Noelia Posse».

El último capítulo de esta trama que arrancaba hace algo más de dos meses salió a la luz la pasada semana, cuando el Partido Popular denunció la contratación de un antiguo candidato de la ejecutiva del PSOE en la empresa municipal Móstoles Desarrollo. «Con independencia de que es otro evidente caso amoral y sin ética de enchufismo y nepotismo favoreciendo a personas afines políticamente, nos encontramos ante una contratación presuntamente irregular, efectuada sin ningún tipo de publicidad o concurso de méritos, lo que vulnera la norma de concurrencia pública para cualquier puesto de trabajo de una empresa municipal de capital 100% público», acusaba la portavoz popular en el Ayuntamiento, Mirina Cortés que, igualmente, reprochó el sobresueldo de cerca de 12.000 euros que se le había asignado a este trabajador. Precisamente, es aquí donde la alcaldesa se ha visto obligada a rectificar.

En concreto, este último caso de lo que la oposición tilda de «enchufismo» afecta a un trabajador municipal con un salario anual de 52.000 euros al que se le había asignado por decreto un plus de productividad de más de 1.100 euros para el desempeño de funciones de coordinación y responsabilidad en el Área de Servicios Sociales, una remuneración total que habría mantenido en su nuevo puesto como director técnico de Móstoles Desarrollo gracias al polémico sobresueldo. Un «error» que ahora se ha rectificado tras una revisión llevada a cabo por la propia empresa pública que, en el mismo documento, apunta a una irregularidad más: la contratación de otra persona afín al partido, la pareja de un exconcejal socialista.

Desde el PP, como desde otros partidos de la oposición y sindicatos, exigen los expedientes de contratación de todas estas personas para aclarar este asunto, sin embargo y por el momento, la dirección de la empresa se ha negado de manera reiterada.

Renovado el contrato de los centros de mayores

Tras semanas de incertidumbre y constantes protestas pacíficas con las que hacerse oír, los 37 trabajadores y trabajadoras de los centros de mayores de Móstoles respiran tras saber que el Ejecutivo ha encontrado la vía legal para solventar su propio error al olvidar renovar el contrato que sostiene la actividad de estos espacios que dan servicio a más de 1.200 personas en el municipio. La Alcaldesa, Noelia Posse, acompañada de la Concejala de Derechos Sociales y Mayores, Lola Triviño, y la Portavoz de Podemos, Mónica Monterreal, dio la buena noticia a los empleados personalmente en una reunión el pasado viernes 18 de diciembre en la que también les trasladó sus disculpas por la mala gestión.