El sur de Madrid y la “mayoría” fantasma de Iglesias: Podemos no superó el 10% en ningún feudo

El discurso del candidato morado choca con la tozudez de los datos de las últimas elecciones autonómicas: Vox le superó en la mitad de los distritos y municipios del «cinturón rojo»

El candidato de Unidas Podemos a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Pablo Iglesias.
El candidato de Unidas Podemos a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Pablo Iglesias.Unidas PodemosEFE/Unidas Podemos

El objetivo de Unidas Podemos de cara a las elecciones de la Comunidad de Madrid para el próximo 4 de mayo está claro: movilizar al votante de izquierdas abstencionista para derrocar a Isabel Díaz Ayuso en las urnas. Es por ello que la formación morada ha elegido como lema «Que hable la mayoría». Una apuesta clara del candidato Pablo Iglesias para movilizar al votante trabajador.

Los morados, como Más Madrid y el PSOE, han situado la batalla de las elecciones autonómicas en el terreno de la participación. Y han partido a Madrid en dos: el sur y el norte. Según el diagnóstico del partido de Iglesias, si la mayoría de izquierdas del sur se moviliza frente a las derechas de los barrios del norte, dibujados en su discurso como núcleos de población de gente acomodada, Ayuso caerá derrotada.

Sin embargo, el supuesto apoyo a los morados en el sur no se sostiene en los datos cosechados por los de Iglesias en ninguna convocatoria electoral reciente. De hecho, el antecedente reciente y equiparable a las elecciones del 4 de mayo, tiran por tierra los argumentos del ex vicepresidente. En ninguno de los 12 feudos claves del sur –seis distritos y seis municipios del considerado como «cinturón rojo»–, Unidas Podemos llegó al 11%. Ese diez por ciento de apoyos constituye un techo infranqueable para Iglesias, datos que insiste en lo demagógico del discurso del candidato morado.

De los seis municipios del sur que integran este «cinturón», Unidas Podemos sólo logró ser cuarta fuerza en Rivas-Vaciamadrid, por detrás del PSOE, Más Madrid y Ciudadanos, con un 10,9% de los votos, sólo unas décimas por encima del PP. En tres de estos municipios fue quinta fuerza, por detrás de PSOE, Mas Madrid, PP y Ciudadanos: en Leganés (7,6%), en Alcorcón (7,4%) y Getafe (8,5%). En otros dos, fue sexta fuerza, por detrás incluso de Vox: en Fuenlabrada (6,8%) y Móstoles (6,6%). En los distritos del sur de la capital, el escenario fue similar. En ninguno de ellos logró situarse entre las cuatro primeras fuerzas. Fue quinto en tres distritos: Villa de Vallecas (7%), Villaverde (6,9%) y Puente de Vallecas (9,6%). En los otros tres distritos del sur, fue sexta fuerza por detrás de PSOE, PP, Ciudadanos, Más Madrid y Vox: Carabanchel (6,1%), Latina (5,8%) y Usera (6,4%).

Resultados autonómicas Madrid 2
Resultados autonómicas Madrid 2Teresa Gallardo
Resultados autonómicas Madrid 1
Resultados autonómicas Madrid 1Teresa Gallardo

“Son menos, pero hacen más ruido”

Ayer, el partido difundió a través de sus redes sociales su primer eslogan de campaña con el fin de llamar al voto masivo a su candidatura abduciendo que el bloque de derechas se encuentra movilizado, pero, a su juicio, es un «bloque minoritario», que gana porque la izquierda no acude a las urnas, es decir, se encuentra desmovilizada. Según los morados, la derecha «son menos, pero hacen más ruido». Así, aseguran que existe una mayoría silenciosa que se identifica con las candidaturas de izquierdas. Es este bloque en el que se fija el partido, y al que apela a su participación en campaña, y a los cuáles fía su resultado para poder propiciar el cambio en la Puerta del Sol el próximo 4-M.

Este es el mensaje que tanto el ex vicepresidente Iglesias como el resto de integrantes de la candidatura, como la portavoz del partido y en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, han insistido en los últimos días. De hecho, el candidato de Unidas Podemos no solo hace una llamada dirigida en exclusiva al electorado para concentrar el voto en su candidatura, sino en el resto de opciones progresistas en la Comunidad de Madrid, es decir PSOE y Más Madrid, con quienes cree que, después de la cita electoral, deberán entenderse para conseguir un gobierno progresista fuerte para desbancar al PP de la Comunidad. El objetivo prioritario de Iglesias es el de que en la Puerta del Sol aflore un gobierno de coalición de izquierdas, emulando al Ejecutivo central conformado por PSOE y Unidas Podemos.

Desde la formación creen que Iglesias es la mejor apuesta para poder aunar ese bloque progresista y que llamando a la movilización de la izquierda pueden acabar con el intento de la conformación de un gobierno de derechas entre el PP y Vox. Desde la candidatura, de hecho, creen que es la única manera de «echar» a la presidenta regional, y con la movilización de la izquierda creen que podrán hacer naufragar una futura alianza con el partido de Santiago Abascal, en el caso de que el PP no logre mayoría absoluta.