Cerco judicial al laboratorio que supuestamente maltrataba animales

La compañía acumula querellas tras las imágenes que revelaban imágenes vejatorias. Cerrada momentáneamente por la Comunidad de Madrid, será investigada por la Fiscalía de Medio Ambiente

Una de las imágenes del vídeo tomado por la ONG Cruelty Free International
Una de las imágenes del vídeo tomado por la ONG Cruelty Free InternationalLa Razón

«Aquí están el pito y los huevos (...) ¡Quieto coño!». Entre risas, y mientras manipulan los genitales de un mono, este supone uno de los desagradables momentos que deja un vídeo en el que la ONG Cruelty Free International denuncia los supuestos malos tratos a los animales por parte de técnicos de Vivotecnia. Una investigación que la organización llevó a cabo de forma encubierta, tras infiltrar a un activista en el laboratorio madrileño.

A raíz de estas imágenes, el centro, situado en Tres Cantos, no solo ha sido cerrado momentáneamente por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. La Fiscalía ha abierto diligencias para investigar el caso y «aclarar los hechos ocurridos en ese laboratorio», avanzaba ayer Ep. Además, PACMA, junto con el Santuario Vegan, Salvando Peludos y el Centro Rainfer, interpuso una querella criminal contra el laboratorio. «En esas horribles imágenes, que han conmocionado a toda la sociedad, se muestra cómo el personal de dicho laboratorio maltrata, humilla y realiza prácticas presuntamente ilegales a perros, conejos, ratones, macacos, cerdos y otros animales empleados en la experimentación», recuerda PACMA.

Los animales serán trasladados a protectoras en los próximos días, según informó la Dirección General de Derechos de los Animales, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que celebró asimismo el «rápido» cierre de Vivotecnia.

Diferentes asociaciones animalistas se concentraron frente al laboratorio de Tres Cantos. La portavoz de la asociación Million Dollar Vegan, Paula González, afirmó que «las imágenes demuestran actos de crueldad gratuita y deliberada y mala praxis. La empresa estaría violando las leyes españolas y europeas». Además, pidió a las instituciones que mantenían acuerdos con Vivotecnia, como el Ministerio de Ciencia y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que aclaren si «han sido incompetentes» por desconocer lo que ocurría en las instalaciones o, en caso de que lo supieran, si han sido «cómplices».

El Gobierno regional explicó en un comunicado que, tras ver el contenido del vídeo y constatar que se ponían de manifiesto conductas que supondrían una infracción «muy grave» en la normativa del uso de animales de experimentación, abrieron un procedimiento y enviaron «con carácter inmediato» una inspección de trabajo para que recabase información sobre los hechos, de los cuales «no constaba denuncia previa». Así, se suspendió de manera temporal la actividad investigadora, con la prohibición expresa de realizar nuevos proyectos con animales, y se puso lo ocurrido en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), con el que el Ejecutivo autonómico estará en «comunicación permanente».

Según consta en su web, Vivotecnia «es una organización completamente independiente dedicada a la investigación por contrato (CRO) en las áreas de toxicología y seguridad farmacológica, con sede en Madrid». Del mismo modo, explican que sus laboratorios «fueron fundados en el año 2000 como una filial de una compañía alemana».