Macro operación policial para desaloja a 40 “okupas” que vivían en dos edificios de Carabanchel desde 2015

Los agentes han detenido a cuatro personas por la Ley de Extranjería y han intervenido diferentes efectos como una pistola “taser”, armas simuladas y distintos tipos de sustancias estupefacientes.

Thumbnail

Agentes de la Policía Nacional han desalojado a primera hora de este martes a cuarenta okupas que vivían en dos edificios en el madrileño distrito de Carabanchel desde 2015, han informado fuentes policiales.

El operativo policial, en el que están interviniendo unos 200 efectivos y medios aéreos, se ha iniciado esta mañana en la calle José Garrido de este distrito contra los okupas de unas treinta y una viviendas de dos bloques de viviendas.

Durante el desalojo, que sigue activo, los agentes han detenido a cuatro personas por la Ley de Extranjería y han intervenido diferentes efectos como una pistola “taser”, armas simuladas y distintos tipos de sustancias estupefacientes.

Aplausos a la policía

Okupas, toxicómanos y constantes robos. Eso es lo que han tenido que padecer los vecinos de la zona estos años. En ocasiones asaltaban a los padres y madres cuando llevaban a sus hijos al colegio, un centro escolar cercano a estos edificios “okupados”.

Así las cosas, cuando comenzó el desalojo y se apreció la llegada de la Policía, los vecinos, asomados a las ventanas, han comenzado a aplaudir a los agentes. Una actuación policial que supone el fin de su pesadilla y que el barrio pueda recuperar una vida normal.

La investigación se inició hace un año por parte del Grupo de Investigación Zonal, en colaboración con la Comisaría del distrito de Carabanchel. En el operativo están participando efectivos del Grupo de Intervención Técnica, así como miembros de la Unidad de Intervención Policial.