FAMMA denuncia la falta de “sensibilidad” en materia de accesibilidad del Ayuntamiento de Alcorcón

El Consistorio asegura que los contenedores de basura a los que hacen referencia cumplen con la normativa

El ayuntamiento de Alcorcón instala contenedores de mascarillas
El ayuntamiento de Alcorcón instala contenedores de mascarillas FOTO: la razon

La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid, (FAMMA Cocemfe Madrid) ha acusado al Ayuntamiento de Alcorcón de “falta de sensibilidad” y de “compromiso” en materia de accesibilidad.

Concretamente, denuncian que la Administración local “no cuenta” con planes en este aspecto, que, además, “no trasladan información” sobre las partidas presupuestarias que este municipio destina para la eliminación de barreras y que hay un “incumplimiento” en la licitación de contratos, informa Europa Press.

En este último apartado se han referido expresamente a que “no se exige el cumplimiento de la accesibilidad” a los proveedores que concursaron al mismo, “como en el recién licitado para la adquisición de contenedores de basura por un importe de 4,3 millones”.

Según han destacado, en el acuerdo hecho público, dentro de su pliego de condiciones, “no existe ni una sola exigencia” sobre la obligación por parte del proveedor a cumplir con la normativa vigente en materia de adaptación de bienes, productos y servicios.

Los servicios jurídicos de la Federación consideran que, el hecho que una Administración realice un contrato de suministros, “discriminando” su uso a las personas con discapacidad, debido a que “no cumple” con las medidas de accesibilidad universal, “podría producir la nulidad del contrato por incumplimiento de los requisitos esenciales y exigibles para todas las administraciones a la hora de licitar un contrato”.

Teniendo esto en cuenta, y tras recibir “múltiples denuncias de ciudadanos con discapacidad del municipio” respecto a esta y otras carencias, el presidente de la Federación, Javier Font, se puso en contacto con la alcaldesa, Natalia de Andrés, con el fin de preguntarle por las intervenciones y los planes para la accesibilidad.

Según han asegurado, la primera edil “simplemente se limitó a decir que ‘somos muy sensibles a esta temática’”, sin más información al respecto, “lo que ha supuesto un portazo a la línea de colaboración institucional” que hasta la fecha se llevaba a cabo con el municipio.

No obstante, la Federación “se vuelve a poner a disposición del Ayuntamiento para orientarles y asesorarles en lo que deben hacer y con lo que deben cumplir”, en materia de eliminación de barreras.

Asimismo, reiteran en el caso de los contenedores de basura que en un estudio realizado por el Gabinete de Accesibilidad de la entidad recoge que la mayor parte de ellos “incumplen la normativa, al no respetar las medidas establecidas (una boca de carga en el lateral que alcancen como máximo el metro de altura, con un diámetro de 0,90cm) y se encuentran en plataformas con escalón”, lo que impediría que resultasen accesibles para las personas con movilidad reducida.

Sin embargo, desde el Consistorio se han referido muy concretamente a este último punto en el que difieren con lo dicho por la Federación, indicando que la normativa respecto a los contenedores no enterrados lo que dice es que la parte inferior de la boca estará situada a una altura máxima de 1,40 metros.

“Por lo tanto, la licitación que ellos señalan no sólo cumple la misma, sino que reduce 0,10 el máximo legal estipulado”, tal y como se recoge en el pliego de condiciones, han afirmado, “y, además, los contenedores que ellos denuncian están 0,20 por debajo de la normativa estipulada”.