La Justicia desestima un recurso de Más Madrid contra la retirada de la placa de Largo Caballero

El fallo avala la “existencia de una actuación administrativa que ejecuta un acuerdo del Pleno” del Ayuntamiento

Operarios retiran la placa dedicada a Largo Caballero en la casa en la que vivió, en Chamberí, el 15 de octubre de 2020
Operarios retiran la placa dedicada a Largo Caballero en la casa en la que vivió, en Chamberí, el 15 de octubre de 2020 FOTO: MÁS MADRID

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 25 de Madrid ha desestimado un recurso de Más Madrid contra la retirada de la placa de Largo Caballero en la capital y condena a la marca de izquierdas a pagar 600 euros de costas, “un importe relevante aunque la cuantía no sea excesiva”, según fuentes jurídicas.

Se trata del primero de los procedimientos que convalida la eliminación de la placa en memoria del histórico dirigente del PSOE y presidente del Consejo de Ministros de la Segunda República, ya que fueron varios los recursos que se interpusieron en sede judicial contra su retirada en la Plaza de Chamberí el 15 de octubre de 2020.

El Grupo Municipal dirigido por Rita Maestre alegaba que el Consistorio de José Luis Martínez-Almeida había actuado por la vía de hecho, sin amparo procedimental y cobertura en el ámbito administrativo. Sin embargo, el juzgado ha resuelto en su Fundamento de Derecho IV que “las actuaciones anteriores llevadas a cabo por el Ayuntamiento evidencian la existencia de una actuación administrativa, previa a la retirada de la placa, que ejecuta un acuerdo del Pleno”.

“La vía de hecho supone un apartamiento grosero por parte de la administración del procedimiento administrativo, lo que no se ha llevado a cabo en el caso analizado, interviniendo los posibles órganos con competencia para ejecutar el acuerdo del Pleno, determinándose finalmente que era la misma Junta de Distrito de Chamberí la competente al efecto, tomando parte en el acto de retirada la Junta e informando acerca de ello la Dirección General de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Madrid (folios 3, 12, 13, 14 del expediente), sin que pueda apreciarse tampoco, además de no existir vía de hecho, que la Junta de Distrito fuese manifiestamente incompetente para retirar la placa”, reza el fallo, al que ha tenido acceso LA RAZÓN.

En la causa comparecieron como codemandados el Grupo Municipal Vox en el Ayuntamiento de Madrid, el partido político Vox, y la Asociación Cultural Despierta España.

Se trata de “un duro varapalo” a las pretensiones judiciales iniciales de la izquierda en Madrid, que ha desplegado toda una batería de acciones judiciales en favor de la restauración de la placa.

Desde la Asociación Cultural Despierta España, que ha intervenido judicialmente en la defensa de la “corrección de la retirada” de la placa, manifiestan “su gran satisfacción por esta primera resolución judicial que amerita que, en lo que el contenido del procedimiento de retirada se refiere, se han respetado las exigencias legales”, y esperan que “en los siguientes procedimientos judiciales vayan todos en esa misma línea conducentes a la retirada de todo honor o presencia en la vía pública en toda España del que fue presidente del PSOE”.

La sentencia no entra en el fondo de la cuestión, la Memoria Histórica, que vuelve una vez más a ser protagonista en los tribunales de Justicia, desde donde se han emitido otros fallos en los últimos meses que han afectado en este campo al callejero de Madrid. Es el caso de las calles General Millán Astray, Hermanos García Noblejas o Caídos de la División Azul.

La placa de Largo Caballero se encontraba desde 1981 en la fachada del lugar donde vivió –que ahora forma parte de las dependencias de la Junta de Distrito– y su retirada coincidió con el 151 aniversario de su nacimiento.

El Ayuntamiento de Madrid aprobó a finales de septiembre de 2020 retirar las calles que recuerdan a los ministros socialistas durante la II República Francisco Largo Caballero, en el distrito de Ciudad Lineal, e Indalecio Prieto, en el de Vicálvaro. Y junto con la placa colocada en honor de Largo Caballero en el distrito de Chamberí, las dos estatuas erigidas en Nuevos Ministerios, ambas propiedad del Estado.

El Consistorio apeló al artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica para quitarlas.