La Nueva Centralidad del Este de Madrid, imán empresarial para los centros de datos

El 91 % de la capacidad de los centros de datos en España pasa por Madrid, que necesita más “datacenters”

Plano de la Nueva Centralidad del Este
Plano de la Nueva Centralidad del Este FOTO: NCE

Un impulso decisivo a la inteligencia artificial y a la ingeniería de datos en la Comunidad de Madrid. El 91 % de toda la capacidad de los centros de datos en nuestro país pasan por centros instalados en Madrid, que acoge 103 MW de los 113 MW de potencia instalada en los distintos centros de datos presentes en España, según datos de la patronal Spain Data Center.

En un contexto de auge de la vida digital, aumento del teletrabajo y crecimiento de las Smart Cities y las conexiones IoT, la demanda por nuevos espacios donde ubicar centros de datos modernos y sostenibles no deja de crecer. De ahí que varios grupos de inversión y proveedores cloud hayan puesto su punto de mira en la Nueva Centralidad del Este, como extensión natural de los data centers que ya existen en San Blas, Alcobendas o Alcalá de Henares.

Un interés que se suma al anuncio de nuevas inversiones en infraestructuras en Madrid hecho por gigantes como Amazon, Google Cloud, IBM, Microsoft y Oracle, entre otros. El crecimiento cloud previsto encaja en el modelo de Distrito de la Innovación en el que trabaja la comisión gestora de la Nueva Centralidad del Este para impulsar y potenciar el primer gran barrio de innovación en la capital apalancado sobre los ejes de la innovación, las Smart Cities, las startups, IoT, Smart Mobility o la actividad económica 4.0, siguiendo algunos casos de éxito como Miami Innovation District, One North Development en Singapur, The Urban Tech Republic en Berlín o el Praille Acacias Vernet en Ginebra.

El objetivo del proyecto busca impulsar la innovación y el desarrollo tecnológico mediante empresas y otros centros, como puede ser la creación de un clúster tecnológico, la atracción de universidades y campus de prestigio, el desarrollo de programas de incubación de empresas y la configuración de hubs de innovación especializados (tecnología, sportstech, biomedicina, Smart Mobility, agrotecnología, energías limpias, ciberseguridad, impresión 3D, videojuegos, machine learning e inteligencia artificial…). Todo un conjunto de actividades que demandarán la presencia de centros de datos sostenibles que garanticen la disponibilidad de servicio y faciliten el cumplimiento de la normativa legal a la hora de guardar los datos de usuarios y empresas.

Según las estimaciones de la patronal Spain Data Center, en los cuatro mercados FLAP (Fráncfort, Londres, Ámsterdam y París) se espera un crecimiento (en términos de capacidad) que permitirá llegar a finales de 2026 a los 5.307 MB (Built IT Power). Esto supone una tasa media de crecimiento para estas ciudades del 16,58 %, mientras que la tasa media de crecimiento esperada para Madrid podría superar el 43,24 %.