Así marcan los ladrones las viviendas en las que entran a robar: plástico, pegamento y silicona en la puerta

La Policía Nacional detiene in fraganti a 33 varones por robos en domicilios que habían marcado previamente

Objetos intervenidos por la Policía a los asaltantes de viviendas
Objetos intervenidos por la Policía a los asaltantes de viviendas FOTO: Policía Nacional Madrid Policía Nacional Madrid

Agentes de la Policía Nacional han detenido in fraganti a 33 varones en Madrid por robos en domicilios que habían marcado previamente en diversos distritos de la capital y en varias localidades de la región. Los arrestos se han llevado a cabo durante la primera quincena de agosto en el marco del dispositivo especial “Operación Verano 2022″. La mayoría de los presuntos autores pertenecen a grupos itinerantes que actúan de forma organizada y jerarquizada. Marcaban las puertas con testigos de plástico, hilos de silicona o pegamento, con el fin de regresar en días posteriores y comprobar la ausencia de los moradores. Escogían la franja horaria nocturna para cometer los robos, apropiándose principalmente de joyas y dinero en efectivo. Varios vecinos dieron la voz de alarma al detectar a algunos individuos forzando cerraduras o merodeando por los rellanos a altas horas de la madrugada.

Con motivo de la época vacacional, se estableció el dispositivo “Operación Verano 2022″ desarrollado por la Jefatura Superior de Policía de Madrid, con el objetivo de intensificar el despliegue policial en los distritos y localidades madrileñas para prevenir la comisión de robos en domicilios aprovechando la ausencia de los vecinos.

Interceptados en una persecución

La última madrugada de julio se saldó con una persecución en Alcorcón. Los agentes detectaron a tres varones caminando sigilosamente por un callejón, momento que se percataron de la presencia policial y huyeron a la carrera, iniciándose una persecución. Se logró interceptar en un primer momento a uno de ellos, localizándole en el bolsillo un calcetín que contenía multitud de joyas y dinero en efectivo, averiguando los agentes que procedía de un robo con fuerza cometido previamente. Tras su arresto, los agentes prosiguieron con las pesquisas para identificar a los otros dos sospechosos. Estos fueron interceptados en la madrugada siguiente gracias al aviso de un policía fuera de servicio que los detectó manipulando la cerradura de un portal. Se les aprehendieron con efectos de valor y billetes, así como con diversos instrumentos para marcar puertas y forzar cerraduras.

Marcadores en las puertas y sospechosos descubiertos por la mirilla

Otro de los hechos tuvo lugar en la madrugada del dos de agosto, cuando agentes especializados en esta modalidad delictiva, hallaron en un calle de la localidad de Leganés diversas viviendas con marcadores en las puertas, empleados por los delincuentes para asegurarse de que el domicilio se encuentra vacío. En el transcurso del dispositivo policial, observaron a dos personas en actitud huidiza, mirando constantemente hacia atrás. Esta situación desencadenó en una persecución, consiguiendo dar alcance a uno de ellos, el cual portaba un neceser con una gran cantidad de joyas, dispositivos electrónicos, así como dinero en efectivo. También fueron localizados numerosos útiles empleados para forzar cerraduras. Durante la madrugada siguiente, agentes de seguridad ciudadana recibieron el aviso de una mujer la cual alertaba que había observado por la mirilla a dos varones accediendo a casa de su vecina que se encontraba de vacaciones. Los agentes sorprendieron a estos dos in fraganti en el interior, los cuales trataron de evadirse, produciéndose un forcejeo. Finalmente fueron reducidos y detenidos, encontrándoles herramientas utilizadas para la apertura de puertas, diversas joyas y dinero en efectivo que acababan de sustraer.

Intrusos por los rellanos a altas horas de la noche

La noche del pasado día 30 de julio en la localidad de Móstoles, un vecino dio la voz de alarma al detectar a varios individuos en el interior de su portal a altas horas de la noche. Inmediatamente, los agentes que se encontraban desplegados en la zona, localizaron a dos hombres cuando pretendían huir del lugar. Tras el cacheo se les intervinieron numerosos útiles para cometer los robos, tales como botes de pegamento que sirven para marcar los domicilios, plásticos duros para evitar los resbalones de las puertas y llaves maestras, además de dinero en efectivo.

En otra ocasión, durante la madrugada del cuatro de agosto, los policías detectaron la existencia de marcadores en diversas puertas de un edificio de esta localidad. Momentos después recibieron aviso del CIMACC - 091, manifestando que unos varones habrían huido tras intentar forzar una cerradura. Rápidamente los agentes realizaron varias batidas, localizando en un parque a dos individuos que correspondían con las descripciones. Estos pretendieron darse a la fuga, siendo detenidos. Tras registrar sus prendas, localizaron una llave maestra, ganzúas y pequeños plásticos, empleados en el marcaje de las puertas

Localizadas multitud de herramientas para la apertura de puertas

En el distrito madrileño de Hortaleza se produjo otra intervención similar el pasado siete de agosto, cuando los agentes se percataron de la presencia de seis individuos merodeando por las calles. Emprendieron súbitamente la huida, mientras se desprendían de una serie de herramientas. Tras darles alcance y registrar su vehículo, fueron localizadas multitud de varillas metálicas, así como distinto ganzuado y utensilios para forzar cerraduras a través del método “bumping”. Estos fueron arrestados por tentativa de robo con fuerza. Asimismo, en otra investigación paralela en este distrito, se detuvo a otros dos hombres como presuntos responsables de un delito de falsedad documental, al portar documentación falsa para dificultar su identificación por parte de los cuerpos policiales. Posteriormente, se llevó a cabo una entrada y registro en la habitación de hotel donde pernoctaban, interviniendo numerosos útiles para la comisión de robos con fuerza.

Sorprendidos lanzando objetos por el balcón

Por último, en la madrugada del nueve de agosto en el barrio de Moratalaz, una vecina escuchó ruidos de la vivienda colindante, al mismo tiempo que observaba luces de linternas. Tras alertar a la Policía Nacional, se desplazaron varios agentes al lugar, observando el bombín forzado. En el interior de la vivienda sorprendieron a dos varones ocultándose detrás del mobiliario y arrojando objetos por el balcón, motivo por el cual procedieron a reducirlos y arrestarlos. Lograron la recuperación de todos los efectos de valor que habían sido lanzados al exterior con el fin de apoderarse de ellos.

Como resultado de este dispositivo especial, por el momento, un total de 33 personas han sido arrestadas como presuntas responsables de un delito de robo con fuerza, pasando a disposición de la autoridad judicial.