Teresa Ribera, inmóvil ante la crisis del vertedero de Zaldibar

Semáforo

La vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera
La vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa RiberaLa Razon

Dos semanas después de que el derrumbe del vertedero de Zaldibar, en Vizcaya, sepultara a dos trabajadores, liberara toneladas de amianto, dioxinas y otros compuestos orgánicos, y sembrara el pánico y la preocupación en la población de la zona, la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, solo ha reaccionado para asegurar que se han puesto en contacto con el Gobierno vasco y se ha ofrecido para “lo que podamos ayudar”. El Gobierno debe actuar y abordar la búsqueda de soluciones al problema de la gestión de los residuos y vertederos con una auténtica perspectiva de Estado.