Ateca y Tarraco: las grandes bazas de SEAT en el campo de los todocamino

Ambos modelos renuevan su imagen con más versiones y mejoras estéticas

El Ateca y el Tarraco forman, junto con el Arona en dimensiones más reducidas, la ofensiva de Seat en el campo de los SUV, el segmento dominante del mercado y el que, según todas las previsiones, crecerá un 80% en su volumen en los próximos diez años. Ateca y Tarraco han renovado su imagen y han añadido versiones a su gama para ser más competitivos frente a una competencia muy numerosa. Sus precios, a partir de los 18.700 y 31.600 euros respectivamente, les colocan en una situación ventajosa.

La marca de Barcelona ha sido líder del mercado español en el pasado ejercicio y mantiene esta privilegiada posición en las cifras registradas hasta agosto. Y su modelo León es el líder este año, con más de catorce mil unidades vendidas en los ocho primeros meses. La gama de Seat tiene desde eléctricos puros como el Mii y el E-Born que está en camino, hasta híbridos enchufables en el León y los tres SUV antes señalados que ya suponen la mitad de las ventas de la compañía. El Ateca es el más popular de los SUV de la marca, segundo en ventas por detrás del Nissan Qashqai, con más de trescientas mil unidades comercializadas en todo el mundo desde su lanzamiento, 66.000 de ellas en España. Sólo en lo que va de año en nuestro país ha superado los diez mil ejemplares.

El Ateca ofrece una amplia gama de motores para adaptarse a todas las necesidades del cliente. En gasolina arranca con el 1,0 litros TSi de 115 caballos, para ir ascendiendo al 1,5 TSi de 150cv. y llegar a la cumbre del 2,0 TSi de 190 caballos. Si preferimos diésel, con el motor 2,0 TDi se puede elegir entre potencias de 115 o 150 caballos. Su estética ha mejorado con detalles que acrecientan su personalidad, como una nueva parrilla delantera o los paragolpes traseros, además de faros leed y una caligrafía diferente de su nombre. En el interior encontramos un nuevo volante y tapicerías diferentes. Es destacable el nivel de equipamiento que Seat ha introducido en este modelo, al que ha incluido todos los avances electrónicos de ayuda a la conducción, como las asistencias de precolisión, de emergencia, de cambio de carril, de aviso de atascos y un largo eccétera.

El Tarraco, por su parte, va a un público más limitado, que es el que busca un SUV de grandes dimensiones y con la posibilidad de poder tener tres filas de asientos y siete plazas. Aquí es segundo por detrás del Peugeot 5008. Ahora incluye una nueva versión, denominada FR, que complementa en la parte alta a la gama de motores. Puede comprarse con motores de gasolina 1,5 TSi de 150 o 2,0 TSi de 190 caballos y diésel 2,0 TDi de 150 o 200cv. Este último es el FR, que incluye una nueva parrilla delantera y llantas de hasta 20 pulgadas, además de unos nuevos pilotos traseros unidos por una línea lumínica decorativa. En el interior, los asientos tipo “bucket” envolventes y la tapicería de Alcántara le da un ambiente deportivo, que se confirma en las pruebas de carretera, donde la potencia y sus prestaciones, de hasta 210 por hora, se complementan con una estabilidad asombrosa para un vehículo de 4,73 metros y 760 litros de maletero.

Seat ha anunciado además que este Tarraco tendrá el próximo año una versión PHEV, es decir, híbrida enchufable, dotado con un motor 1,4 TSi que, conjuntamente con su motorización eléctrica, llegará a los 245 caballos de potencia.