“Es necesario modificar la fiscalidad del automóvil para no penalizar la compra de un coche nuevo”

Laura Ros, directora general de Volkswagen en España, advierte que la subida de impuestos anunciada para 2021 puede condicionar el comportamiento del mercado

Los fabricantes de automóviles han solicitado al Gobierno una modificación del sistema impositivo del automóvil de forma que se paguen impuestos por el uso, no por la compra. De esta manera, se incentivaría la adquisición de coches nuevos y se penalizaría a los vehículos con índices de contaminación más altos, con lo que se cumplirían los objetivos de renovación del parque nacional y de descarbonización, según ha explicado la directora general de Volkswagen en España, Laura Ros.

El mantenimiento del actual sistema impositivo provocará que, con las nuevas disposiciones que entrarán en vigor en próximo uno de enero, tengan que pagar impuestos más de la mitad de los automóviles nuevos, lo que puede perjudicar a la evolución del mercado en 2021. Para la ejecutiva de VW, el mercado este año cerrará con un volumen de entre 800.000 y 850.000 unidades, lo que significará una caída entre el 30 y el 35% respecto a 2019. Para el año próximo, su estimación es superar el millón de unidades, aunque en el horizonte se ven algunas incógnitas como el tema de los nuevos impuestos o el comportamiento del sector turístico, que condiciona las compras de las empresas de alquiler.

El buen comportamiento de las ventas en estos tres últimos meses se ha debido, según Ros, a la demanda embalsada en los meses de confinamiento, a los deseos de movilidad individual por efecto de la pandemia y al adelanto de las decisiones de compra de coches nuevos ya que los desplazamientos ahora se dan más por carretera que por otros medios de transporte. Se felicitó de que Volkswagen haya conseguido el liderazgo en ventas en estos meses, con una cuota de mercado del 8,1%. En parte ha sido gracias a la disponibilidad de modelos que estaban almacenados a la espera de matriculación por la bajada de ventas inicialmente previstas a las empresas de alquiler. Y también a disponer de una amplia gama de modelos tipo SUV, que son los que están más demandados por los clientes y con tendencia a seguir creciendo. Además, también ha ayudado al lanzamiento de la octava generación del Golf.