López Miras avanza que estudian reformas para dejar la Ley Celaá “sin efecto”

El presidente murciano asegura que la nueva ley educativa “termina con la libertad” de las familias

Convocados por la Plataforma Más Plurales, colectivos de la educación concertada se manifiestan contra la "Ley Cela" en el Congreso, el día de su aprobación, en Madrid (España)Eduardo Parra Europa Press

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha criticado este viernes que la LOMLOE, también conocida como Ley Celaá, “termina con la libertad”, en concreto, con “la libertad de las familias y de que puedan decidir el modelo educativo para sus hijos, así como el centro educativo”.

De esta forma, ha asegurado que “el fondo del problema es cómo se redacta y se aprueba esta ley que va a marcar el futuro de generaciones de jóvenes en España y que se hace sin ningún tipo de consenso, diálogo social ni acuerdo con la comunidad educativa ni con familias ni con otros partidos políticos”, “este es el error de partida”, ha defendido.

“Es una ley que limita, que coarta libertades y que pone fin a los derechos que han conquistado muchas familias durante los últimos años”, ha remarcado.

En cuanto a la aplicación de la ley, aprobada el pasado jueves en el Congreso de los Diputados, López Miras ha remarcado su compromiso de “cumplir y hacer cumplir la Constitución” pero ha avisado de que “esa misma Constitución, junto a todos los resortes legales y jurídicos a nuestra disposición, los utilizaremos para intentar no aplicar la ley en la Región de Murcia”.

En este sentido, ha anunciado que “ya hemos dado instrucción a los Servicios Jurídicos de la Comunidad Autónoma para que hagan un estudio detallado de la ley y que nos puedan indicar todas aquellas reformas, contrarreformas y decretos que podamos aplicar para dejar sin efecto los aspectos de esta ley”.

Durante una entrevista en Televisión Española, recogida por Europa Press, el presidente de la Comunidad ha puesto como ejemplo el caso de la Región de Murcia, donde ha resaltado la implantación del distrito único y ha explicado que “más del 90 por ciento de las familias deciden el colegio o instituto al que quieren que vayan sus hijos y esta ley termina con esto, ahora el colegio de nuestros hijos va a depender de la calle en la que vivamos, del código postal o del político de turno”.

Además, ha apuntado que “a todas las familias que libremente han decidido llevar a sus hijos a un centro de educación especial porque así lo han decido libremente, se les prohíbe esto”.