López Miras reclama, de nuevo, un plan alternativo para las autonomías tras el fin del estado de alarma

El presidente murciano ha afrontado la primera sesión de control tras la celebración de la moción de censura el pasado marzo

El presidente de Murcia, Fernando López Miras (c), interviene durante la sesión de control al gobierno celebrada este miércoles en la Asamblea Regional de Murcia en Cartagena
El presidente de Murcia, Fernando López Miras (c), interviene durante la sesión de control al gobierno celebrada este miércoles en la Asamblea Regional de Murcia en CartagenaMarcial GuillénEFE

Necesitamos un plan jurídico alternativo al estado de alarma que dé herramientas a los gobiernos autonómicos para poder tomar decisiones vitales para frenar la expansión del coronavirus”. Así de contundente se ha vuelto a expresar este miércoles el presidente murciano, Fernando López Miras, en el pleno de sesión de control de la Asamblea Regional, en el que ha dicho estar “muy preocupado” por la situación administrativa en la que quedarán las comunidades tras el próximo 9 de mayo.

“Quedaremos al albur de lo que en algunas decisiones puedan entender los tribunales pertinentes, indecisión e incertidumbre que no nos podemos permitir”, ha dicho en respuesta a la pregunta formulada por el portavoz del PP, Joaquín Segado. “Pedro Sánchez no ha hecho absolutamente nada en los últimos meses, y ha delegado la gestión de la crisis sanitaria a las comunidades”.

En este sentido, López Miras ha vuelto a reprochar que en los últimos seis meses no ha tenido lugar ninguna conferencia de presidentes, criticando así la ausencia de un modelo de “cogobernanza” sobre la que las autonomías han tenido que legislar por su cuenta.

En la que ha sido la primera sesión de control al presidente tras la celebración de una fallida moción de censura, los reproches y las distancias entre grupos parlamentarios han sido más que evidentes, sobre todo encontrando en Ciudadanos a un rival combativo. No obstante, el propio Segado, durante su intervención, ha asegurado que la moción de censura presentada por PSOE y Cs contra el PP, “fue el principio del fin del sanchismo, mientras avanza a pasos agigantados el proyecto de reunificación del centro derecha de Pablo Casado”.

López Miras se ha comprometido a cumplir en lo que resta de legislatura el programa de Gobierno que firmó con Cs en 2019 cuando el portavoz del PSOE, Diego Conesa, le ha preguntado por sus planes hasta 2023.

El socialista le ha pedido que hiciera público el acuerdo que firmó con los diputados expulsados de Vox para que estos votaran contra la moción de censura y le ha acusado de “infectar de tránsfugas su Gobierno y y la Asamblea” en un ejercicio de “antimurcianía y de poder a cualquier precio”.

Frente a esto, López Miras le ha reprochado que “en la cloaca en la que usted se está moviendo está alejando cada vez más al PSOE de la región. Ustedes sí que dieron un espectáculo lamentable. Pase página, han fracasado, han hecho el ridículo”, ha sentenciado el presidente murciano.

Además, posteriormente le ha ofrecido la mano para pactar con el Gobierno regional a pesar de que “han intentado traicionar con nocturnidad y alevosía a la región”, y luego se ha dirigido a la portavoz de Podemos, María Marín, quien, haciendo referencia a la fotografía que se difundió de Miras con dirigentes del PP el pasado sábado en una comida en la que parece haber sentadas siete personas, le ha preguntado si piensa pagar la multa por incumplir la normativa sanitaria que limita a seis el número de no convivientes que pueden compartir mesa en una terraza hostelera.

“Ustedes no pueden dar lecciones de nada, sabe que lo que está diciendo no es verdad”, le ha contestado para añadir que “se cumplieron en todo momento las normas sanitarias”, pero “prefieren cuestionar la responsabilidad de los hosteleros de la región solo para atacar al PP, eso es Unidas Podemos”, coalición no representada en la Cámara al no alcanzar un acuerdo en la comunidad murciana.

“Ha perdido una gran oportunidad para hacer lo correcto: reconocer un error, pedir disculpas, pagar la multa y sanseacabó”, le ha espetado Marín, para agregar: “Si usted es capaz de saltarse las normas a plena luz, qué no será capaz de hacer a puerta cerrada”.

Miras ha afirmado dos veces que “el Gobierno regional hará todo lo que esté en su mano para evitarlo”, la primera después de que el portavoz de Cs, Francisco Álvarez, le haya preguntado por las que cree intenciones del Gobierno de España de subir los impuestos y la segunda después de que haya hecho lo propio el portavoz de Vox, Juan José Liarte, por los planes para modificar las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura, ambos expulsados de sus partidos.

Martínez Vidal lo tacha de “lamentable”

Por su parte, la coordinadora de Ciudadanos en la Región de Murcia, Ana Martínez Vidal, ha calificado de “lamentable” la sesión de control al Gobierno tránsfuga en la Asamblea, “la primera tras la moción de censura comprada, en la que se ha escenificado que el Partido Popular cuenta con tres portavoces, uno oficial y dos oficiosos que le siguen el juego sin pudor”.

“Hemos asistido a un espectáculo lamentable”, ha recalcado y ha recordado que su partido no ha podido participar en esta sesión de control puesto que los tránsfugas han secuestrado su grupo parlamentario.

“La Asamblea se ha convertido en un instrumento al servicio del Gobierno regional, con preguntas pactadas y portavoces que repiten los argumentarios del Partido Popular sin ningún pudor”, ha aseverado.