Juan Pablo II, más vivo que muerto

Se cumplen 15 años del fallecimiento de un Papa que ocupa el centro de atención en “Wojtyla”, la película que conmemora el centenario de su nacimiento

Tal día como hoy, hace 15 años, Juan Pablo II rindió su alma ante el Altísimo. Pero el Papa santo, que cautivó a millones de jóvenes durante sus veintisiete años de pontificado, sigue hoy más vivo que muerto.

Así se evidencia en “Wojtyla. La investigación", la película del centenario del nacimiento de Juan Pablo II que se convertirá sin duda en el filme católico del año en medio mundo, desde España, Polonia y Brasil, hasta México o Estados Unidos, donde se tiene previsto ya su estreno.

Dirigida por nuestro colaborador José María Zavala, autor de otras dos cintas de gran éxito como “El Misterio del Padre Pío” y “Renacidos”, esta nueva película en clave de thriller aporta numerosos testimonios de Wojtyla como gran intercesor para los tiempos de hoy.

De izda. a dcha., Paloma Fernández-Gasset, José María Zavala y Stanislaw Dziwisz
De izda. a dcha., Paloma Fernández-Gasset, José María Zavala y Stanislaw DziwiszLa Razón

El cardenal Stanislaw Dziwisz, secretario personal de Juan Pablo II durante casi cuarenta años, interviene en la película junto a otros muchos personajes que jalonaron la vida del pontífice: “Fui testigo de muchas curaciones y gracias por su intercesión”, asegura.

“En cierta ocasión, -añade Dziwisz- una madre soñó que si llevaba a su hijo paralítico al Vaticano y lo ponía sobre su tumba, se curaría. Ella no era muy creyente y no fue. Pero más tarde tuvo el mismo sueño y finalmente colocó a su hijo sobre la tumba y se curó”.

No resulta extraño así que don Stanislaw proclame en la película, como otros testigos de excepción de la vida de Juan Pablo II: “Su intercesión es palpable también hoy”.

La Razón