Éste es el perfil de la víctima más habitual del coronavirus que mantiene sellada la ciudad de Wuhan

Varón, mayor de 60 años, con fiebre y con unos 12 días de hospitalización de media son las características más habituales entre las 17 víctimas mortales que hasta el momento ha confirmado el Gobierno de China.

Varón, mayor de 60 años, con fiebre y con unos 12 días de hospitalización de media son las características más habituales entre las 17 víctimas mortales que hasta el momento ha confirmado el Gobierno de China a consecuencia del nuevo coronavirus causante de la conocida como neumonía de Wuhan. Informa Javier Triana/Efe.

La Comisión Nacional de Sanidad del país asiático publicó hoy en su página web información detallada sobre los 17 fallecidos: se trata de 13 varones y 4 mujeres de entre 48 y 89 años.

Son casos como el del señor Zhan, de 84 años, quizá el más paradigmático de todos.

Fue hospitalizado la tarde del pasado día 9 en el Hospital Número 5 de Wuhan con fiebre, tos y dificultades para respirar, tres de los cuatro síntomas más comunes para sospechar de un contagio de neumonía de Wuhan (el cuarto es la fatiga).

En su historial médico presentaba una bronquitis, una angina de pecho, hipertensión, insuficiencia renal y sangrado intestinal, entre otras problemas físicos.

"Debido a la exacerbación de la enfermedad y la persistente fiebre aguda, el paciente (el señor Zhan) fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) el 18 de enero para recibir tratamiento adicional anti-infeccioso", detalla el informe de la Comisión Nacional de Sanidad de China.

A las 10.16 hora local (02.16 hora GMT) de este miércoles, el paciente dejó de respirar y el ritmo cardíaco se fue reduciendo de manera paulatina. A las 10.52 hora local se certificó su muerte.

Por su parte, el señor Zheng, de 61 años, comenzó a tener fiebre el día 20 de diciembre, además de tos y fatiga, pero no fue hospitalizado hasta el día 27 en el Hospital Puren de Wuhan.

Al día siguiente fue entubado y, el día 30 de diciembre, derivado a la UCI del Hospital de JinYinTan para recibir oxigenación por membrana extracorpórea y tratamiento especializado adicional.

A las 20.47 del 9 de enero, el ritmo cardíaco quedó en cero y de nada sirvieron los intentos de reanimación. A las 23.13 se certificó su fallecimiento.

La fiebre es el síntoma más común entre los 17 muertos (12 de ellos la presentaban), mientras que 10 de ellos acudieron al hospital con tos y 9 con dificultades respiratorias o presión en el pecho.

La hipertensión es uno de los antecedentes médicos que más se repite en el historial de los pacientes fallecidos, especificado en el caso de siete de ellos. La diabetes y los problemas cardiovasculares también son denominador común de varios de ellos.

Tan solo dos de las víctimas (una mujer de 48 años y un hombre de 53) están por debajo de la barrera de los 60 años. Seis de ellos están en la horquilla de los 61 a los 70 años, dos en la comprendida entre los 71 y los 80 años, y siete en aquella entre los 81 y los 90 años.

Por el momento, todos los fallecimientos se han registrado en la provincia centro oriental de Hubei, de la que Wuhan es la capital, con unos 11 millones de habitantes y epicentro de este nuevo brote.