Sólo hay una manera de vencer a las formas más agresivas del cáncer de próstata: la investigación

Hoy se celebra el Día Mundial del Cáncer de próstata

Cuando pensamos en cáncer de próstata muchas veces tenemos la percepción de que se trata de un tipo de tumor que se cura. Esto en la mayoría de los casos es cierto, en gran parte por los programas de prevención y detección precoz y porque se suele identificar en fases tempranas. Ahora bien, en torno al 10% de estos pacientes tiene tumores muy agresivos, que se han extendido o bien que no responden a los tratamientos habituales, de radioterapia, cirugía y terapias hormonales.

Uno de los retos más importantes del tratamiento del cáncer de próstata es comprender por qué ocurre esto y cómo combatirlo. La investigación ha mostrado que muchos de estos pacientes tienen ciertas mutaciones en sus células, concretamente en unas proteínas que se encargan de reparar el ADN cuando se rompe o sufre daños. Cuando estas proteínas no funcionan bien, las células acumulan errores muy rápidamente y pueden volverse especialmente agresivas.

Es muy importante identificar a los pacientes que tienen este tipo de alteraciones, por varias causas: La primera es que, si se detecta que tienen este tipo de mutaciones, se les puede hacer un seguimiento más estrecho, ya que pueden tener un mayor riesgo de tener recaídas, o empeorar rápidamente. La segunda tiene que ver con la familia del paciente. Muchas de estas mutaciones son heredadas, y pueden estar presentes en varios miembros de la familia. Algunas de estas mutaciones, como en los genes BRCA1 y BRCA2 se relacionan con cáncer de ovario y mama, por ejemplo. Detectar estas mutaciones puede ser fundamental para proporcionar información muy importante a los familiares de los pacientes y aconsejarles debidamente.

Por lo tanto, el análisis genético de las células de los pacientes es una parte esencial del futuro del tratamiento del cáncer de próstata. Algunos de los investigadores más importantes del mundo en este campo son españoles, como la Dra. Elena Castro, de la Unidad CRIS de Investigación en Cáncer de Próstata en el IBIMA de Málaga financiado por CRIS contra el cáncer. Es importante que pongamos en valor la labor de estos investigadores y apoyemos su labor, ya que sus resultados nos conciernen a todos. El cáncer de próstata sigue planteando retos aún hoy, y sólo hay una manera de vencer a las formas más agresivas: La investigación.