La mitad de los pacientes con Covid-19 desarrolla anticuerpos en los primeros días

Según la experiencia científica recogida hasta el momento, los anticuerpos IgG (inmunoglobulinas G, que son las que indican que el cuerpo ha generado defensas contra el virus se desarrollan aproximadamente a las dos semanas de la infección

Un estudio realizado por expertos del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander ha constatado que algo más de la mitad de los pacientes con Covid-19 desarrollan anticuerpos anti-SARS-CoV-2 en los primeros días de la infección, de cualquier isotipo y principalmente IgG (inmunoglobulinas G, que son las que indican que el cuerpo tiene defensas contra el virus), lo que supone un tiempo considerablemente menor del conocido hasta ahora (en torno a dos semanas).

Esta investigación, que será presentado en el I Congreso Nacional Covid-19, también concreta que la detección de IgM (que determinan que la infección está activa) anti-SARS-CoV-2 identificó a la mitad de los sujetos con alta sospecha de infección y PCR negativa. En la realización de ese estudio se incluyeron 153 pacientes con sospecha de infección por coronavirus con el objetivo de estudiar el desarrollo de anticuerpos anti-SARS-CoV-2. El tiempo medio del suero analizado fue de dos días tras la realización de la PCR. El 84,97% de los pacientes presentó un resultado positivo en el PCR, mientras que en el resto, a pesar de poseer datos clínicos y analíticos sugestivos de infección, el resultado de la prueba fue negativa.

Las personas con PCR positiva fueron estratificadas en función del valor de IL-6 (interleucina-6, un marcador de inflamación sistémica que ayuda a la categorización de la gravedad de los pacientes), identificándose en el 44,62% de ellos un valor de IL-6 inferior a 40 pg/mL, y en el 55,38% superior. La prevalencia de anticuerpos IgG, IgA (anticuerpos absolutos) e IgM fue del 51,6%, 30,1% y 37,9%, respectivamente en el total de la población.

No se observaron diferencias significativas en la prevalencia de ninguno de los tres isotipos entre pacientes con PCR positiva y negativa. Sin embargo, se apreció un aumento de anticuerpos IgM e IgG en aquellos pacientes con PCR positiva e IL-6 elevada (44,4% y 58,4%) en comparación con los pacientes con PCR positiva e IL-6 baja (24,1% y 41,4%), respectivamente. Asimismo, se vio un aumento de la prevalencia de anticuerpos IgM en pacientes con PCR negativa e IL-6 elevada (52,1%) respecto a pacientes con PCR positiva e IL-6 baja (24,1%).