¿Qué mascarilla usar frente a los aerosoles?

En espacios cerrados, como la oficina o el transporte público, Dräger Iberia recomienda usar las FFP2

Cipriano Pastrano DelgadoLa Raz—n

La transmisión de la Covid-19 a través de los aerosoles del aire es un argumento que está ganando fuerza entre la comunidad científica. Ya hay numerosísimas evidencias experimentales y datos empíricos que sugieren la importancia de la transmisión por este medio, al menos bajo determinados condicionantes. El estudio de algunos brotes en lugares de culto, restaurantes, autobuses, o residencias, sugiere la importancia de la transmisión por aerosoles en espacios interiores, sobre todo cuando no están bien ventilados.

Igualmente, el comportamiento del virus en espacios cerrados, como empresas, centros colectivos (residencias, hospitales, colegios prisiones ...) discotecas, transporte de larga duración, también es indicador de esta transmisión por aerosoles. Es por ello que, además de ser recomendable una buena ventilación de los espacios interiores y tratar, en la medida de lo posible, de trasladar todo tipo de actividades al aire libre, no se debe olvidar la importancia del uso de la mascarilla adecuada, además de su correcto ajuste.

Dräger Iberia ha analizado qué mascarilla es recomendable usar frente a los aerosoles. En espacios cerrados principalmente, como en el transporte público y privado, en grandes superficies o centros sanitarios, u oficinas, donde la ventilación sea baja o resulte complicado respetar la distancia de seguridad, es recomendable utilizar una FFP2 (eficacia mínima de filtración del 92% y de fuga hacia el exterior máximo del 8%) o una FFP3 (eficacia mínima de filtración del 92% y de fuga hacia el exterior máximo del 8%).

En espacios abiertos, si se respetan el resto de medidas de seguridad, bastaría, explican, con una quirúrgica.