Confirman que la Covid-19 provoca lesiones cutáneas resistentes

Un nuevo estudio demuestra que los pacientes Covid-19 pueden presentar erupciones y urticarias durante al menos 60 días, incluso cuando la infección ya ha remitido

La tempestad que provoca la Covid-19 en el organismo azota a pulmones, corazón, cerebro, hígado... Y también deja consecuencias en la piel. La sospecha de que el SARS-CoV-2 deja rastros a simple vista se confirman y, lo que resulta más novedoso es que, incluso, las lesiones cutáneas pueden aparecer cuando la infección ya ha remitido y permanecer de forma resistente. Así se desprende de un nuevo estudio realizado por el Hospital General de Massachusetts y dado a conocer durante el 29º Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología que arrancó ayer de forma virtual.

En concreto, los investigadores han podido confirmar que algunos pacientes con Covid-19 tienen síntomas relacionados con la piel persistentes mucho después de que la infección inicial haya desaparecido.

Para el análisis, los investigadores establecieron un registro internacional de manifestaciones cutáneas de Covid-19 en abril de 2020, en colaboración con la Liga Internacional de Sociedades Dermatológicas y la Academia Estadounidense de Dermatología. Posteriormente se contactó a los médicos en junio y en agosto para actualizar los resultados de las pruebas de laboratorio de Covid-19 y la duración de los síntomas cutáneos de los pacientes que habían pasado la enfermedad. Así, el equipo investigador encontró personas con síntomas cutáneos de Covid-19 que persistieron durante al menos 60 días.

¿Cómo son las lesiones cutáneas?

La investigación se ha realizado con el análisis de casi mil pacientes con manifestaciones cutáneas de Covid-19. Así, entre un total de 224 casos sospechosos y 90 casos confirmados por laboratorio de Covid-19 de los 39 países con información sobre la duración de los síntomas, la duración media de los síntomas fue de 12 días. Las erupciones morbiliformes y de urticaria parecidas a una erupción duraron una mediana de siete días y cuatro días, respectivamente, para pacientes con Covid-19 confirmado por laboratorio, con una duración máxima de 28 días.

Por otro lado, las erupciones papuloescamosas, que son pápulas y placas escamosas, duraron una mediana de 20 días en los casos confirmados por laboratorio, y una erupción de larga duración confirmada duró 70 días.

Otro síntoma habitual es lo que se conoce como sabañones, así como el enrojecimiento e hinchazón de los pies y las manos, comúnmente conocidos como “dedos de los pies Covid”, que duraron una mediana de 15 días en pacientes con sospecha de Covid-19 y 10 días en los casos confirmados por laboratorio. En particular, seis pacientes con sabañones eran personas en los que la carga viral tuvo una larga duración, lo que fue acompañado con síntomas en los dedos del pie que duraban al menos 60 días, mientras que dos pacientes confirmados por laboratorio con dedos Covid mostraron la lesión cutánea durante más de 130 días.

“Nuestros hallazgos revelan un subconjunto no reportado previamente de pacientes con síntomas cutáneos de larga duración por Covid-19, en particular aquellos con Covid en los dedos del pie. Estos datos se suman a nuestro conocimiento sobre los efectos a largo plazo del COVID-19 en diferentes sistemas de órganos. La piel es potencialmente una ventana visible a la inflamación que podría estar ocurriendo en el cuerpo”, explicó la autora principal Esther E. Freeman, MD, PhD, directora de Dermatología de Salud Global en el Hospital General de Massachusetts. “Con este estudio, queda claro que es importante animar a los médicos que atienden a pacientes con Covid-19 a preguntar y evaluar cualquier síntoma de la piel, ya que los profesionales de atención médica pueden incluir información en nuestro registro para comprender mejor los efectos dermatológicos de la Covid-19”, aseguró la investigadora.