El “gas de la risa” podría aliviar la depresión grave

Una sesión de inhalación de una hora con óxido nitroso al 25% mejora los síntomas de depresión durante más de dos semanas, según un ensayo

Alrededor del 15% de las personas que sufre de depresión no responden al tratamiento antidepresivo estándar
Alrededor del 15% de las personas que sufre de depresión no responden al tratamiento antidepresivo estándarPixabay

Un ensayo de las universidades de Medicina de Chicago y Washington (en EE UU) ha encontrado que una sola sesión de inhalación con gas de óxido nitroso al 25% -popularmente conocido como ”gas de la risa”- es eficaz para aliviar rápidamente los síntomas de la depresión resistente al tratamiento, con menos efectos secundarios adversos. El estudio, publicado en “Science Translational Medicine, también encontró que los efectos duraron mucho más de lo que se sospechaba anteriormente, y algunos participantes experimentaron mejoras durante más de dos semanas.

Estos resultados de este trabajo, en fase II, refuerzan la evidencia de que los tratamientos no tradicionales pueden ser una opción viable para los pacientes cuya depresión no responde a los medicamentos antidepresivos típicos. También puede proporcionar una opción de tratamiento rápidamente eficaz para pacientes en crisis.

A menudo llamado “gas de la risa”, el óxido nitroso se usa con frecuencia como anestésico que proporciona alivio del dolor a corto plazo en Odontología y Cirugía. En un estudio anterior, los investigadores probaron los efectos de una sesión de inhalación de una hora con gas de óxido nitroso al 50% en 20 pacientes, y que condujo a mejoras rápidas en los síntomas depresivos del paciente que duraron al menos 24 horas en comparación con el placebo. Sin embargo, varios pacientes experimentaron efectos secundarios negativos, como náuseas, vómitos y dolores de cabeza.

“Esta investigación fue motivada por las observaciones de la investigación sobre la ketamina y la depresión”, cuenta Peter Nagele, presidente de Anestesia y Cuidados Críticos en UChicago Medicine. “Al igual que el óxido nitroso, la ketamina es un anestésico y ha habido un trabajo prometedor con ella en una dosis subanestésica para tratar la depresión. Nos preguntamos si nuestra concentración anterior del 50% había sido demasiado alta. Tal vez reduciendo la dosis, podríamos encontrar el ‘punto de Ricitos de Oro’ que maximizaría el beneficio clínico y minimizaría los efectos secundarios negativos “.

El ensayo

En el nuevo estudio, los investigadores repitieron un protocolo similar con 20 pacientes, esta vez agregando una sesión de inhalación adicional con óxido nitroso al 25%. Descubrieron que incluso con solo la mitad de la concentración de óxido nitroso, el tratamiento era casi tan efectivo como el 50% de este gas, pero esta vez con solo una cuarta parte de los efectos secundarios negativos.

Además, los investigadores observaron las puntuaciones de depresión clínica de los pacientes después del tratamiento durante un período de tiempo más prolongado; mientras que el último estudio solo evaluó los síntomas de depresión hasta 24 horas después del tratamiento, este nuevo estudio realizó evaluaciones adicionales durante dos semanas. Para su sorpresa, tras una sola administración, la mejoría de algunos pacientes en sus síntomas de depresión se prolongó durante todo el período de evaluación. “La reducción de los efectos secundarios fue inesperada y bastante drástica, pero aún más emocionante, los efectos después de una sola administración duraron dos semanas completas”, dijo Nagele. “Esto nunca se ha demostrado antes. Es un hallazgo genial”.

Un porcentaje significativo -creemos que alrededor del 15%- de las personas que sufren de depresión no responden al tratamiento antidepresivo estándar”, explica Charles Conway, profesor de Psiquiatría y director de la Clínica de Neuroestimulación y Depresión Resistente al Tratamiento, de Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. “Estos pacientes de ‘depresión resistente al tratamiento’ a menudo sufren durante años, incluso décadas, de depresión que les debilita la vida. No sabemos realmente por qué los tratamientos estándar no funcionan para ellos, aunque sospechamos que pueden tener diferentes alteraciones de la red cerebral que los pacientes deprimidos no resistentes. La identificación de nuevos tratamientos, como el óxido nitroso, que se dirigen a vías alternativas es fundamental para tratar a estos individuos“.

A pesar de su reputación de “gas de la risa”, los pacientes que reciben una dosis tan baja se quedan dormidos. “No se quedan colocando ni eufóricos, se sedan”, asegura Nagele.