Sociedad

Así es la radiografía de la nueva variante de Covid en los niños y el nuevo síntoma que lo identifica

Un nuevo síntoma se ha detectado en los menores que se contagian con Ómicron

El 2% de los pequeños contagiados necesita asistencia hospitalaria
El 2% de los pequeños contagiados necesita asistencia hospitalaria FOTO: MARISCAL EFE

La vuelta al colegio tras el periodo navideño se ha convertido en la prueba de fuego que puede declinar la balanza de la sexta ola de la pandemia hacia un lado o hacia otro. Según los expertos, lo peor todavía está por llegar en estos días: «Los modelos matemáticos nos llevan a pensar que el pico de este tsunami se alcanzará a finales de esta semana, pero lo importante es cómo será la bajada, pues podemos enfrentarnos a una meseta muy duradera más que a un descenso brusco», asegura el doctor Quique Bassat, pediatra, epidemiólogo e investigador del Icrea en ISGlobal, centro impulsado por la Fundación “la Caixa”.

Y en esta «tormenta perfecta» de frío, explosión de contagios y de vuelta al cole los niños más pequeños juegan un papel determinante, «ya que son uno de los grupos más vulnerables actualmente, porque solo una parte acaba de empezar a inocularse con la vacuna y los más pequeños todavía están desprotegidos», advierte el doctor Alfredo Tagarro, pediatra del Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid y coordinador del Registro Nacional de Coronavirus de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Aunque la nueva variante Ómicron parece a todas luces menos letal que la cepa original, la multiplicación exponencial de los contagios hace que el peligro de gravedad o de complicaciones aumente. «Los estudios que tenemos hasta el momento vemos que en torno a un 2% de los niños con Covid-19 necesitaría ingreso hospitalario. Y dentro de ese grupo, las estimaciones apuntan a que entre un 10 y un 20% de ellos requiere asistencia en UCI. Por cuestión de probabilidad, estos porcentajes se traducen en esta nueva ola en un número de menores hospitalizados mayor que en los meses previos», avisa el doctor Tagarro. Y así lo muestran las cifras oficiales, ya que según el último informe de Situación de Covid-19 en España del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), publicado el pasado día 5 de enero, en diciembre de 2021 fueron hospitalizados unos 200 niños, de los que 152 fueron ingresados exclusivamente en la semana del 22 al 29 de diciembre.

«Tos de perro», el nuevo síntoma de Ómicron

Tal y como ocurría con otras variantes del SARS-CoV-2, la mayoría de niños pasa la infección de forma leve e incluso asintomática. Sin embargo, la llegada de Ómicron ha traído un nuevo síntoma. Se trata del croup o laringitis, conocida como «tos perruna», habitual en los menores de cinco años. «Estamos viendo infecciones de vías altas y síntomas catarrales y es habitual la laringitis que provoca una tos muy característica y algo de ronquera. Ante sospechas de ello, ahora hay que ser muy prudentes y evitar contacto con gente vulnerable», asegura el doctor Tagarro.

La radiografía de los menores que acaban necesitando ingreso hospitalario por culpa de la Covid-19 suele presentar un perfil muy característico: «Son niños con enfermedades previas importantes, ya sean cardiacas, neurológicas, inmunosuprimidos... Ellos son los que tienen más riesgo, junto a los lactantes y menores de seis meses», detalla el portavoz de la AEP. De hecho, esta semana se ha publicado en la revista científica «JAMA» el primer gran estudio internacional sobre las características de los menores que desarrollan la enfermedad de forma grave. En concreto, tras realizar un seguimiento de más de 10.300 niños en 41 servicios de urgencias de 10 países, entre ellos España, los investigadores concluyen que aproximadamente el 3% de los contagiados experimentó complicaciones graves a nivel cardíaco o cardiovascular, como la miocarditis (inflamación del corazón), así como problemas neurológicos, respiratorios o infecciosos. Sin olvidar que se estima que el 1% de los pequeños, incluso que pasan la infección de forma leve, acaba desarrollando covid persistente.

Prioridad a la vacunación

La receta más eficaz para evitar esos posibles problemas es apostar por la vacunación de los más pequeños, un proceso que va a buena velocidad en nuestro país, pero que los expertos urgen a priorizar. «Algunos estudios apuntan a que estar vacunado reduce el riesgo de infección por Covid-19 hasta tres veces, y eso puede marcar la diferencia ahora que los niños comienzan a inocularse. Es fundamental proteger a los menores. No hay que dudar en ningún caso en hacerlo», aconseja el doctor Bassat. Tan solo hay una cuestión en la que los expertos difieren de los protocolos establecidos, y es que en el caso de aquellos niños que se hayan contagiado en esta ola, la indicación dice que deberían vacunarse al mes de pasar la infección, «pero en estos supuestos el pinchazo no es urgente, aunque sí necesario, y se podría retrasar unas semanas más para aumentar la protección», aconseja el doctor Bassat.