¿Cómo mejorar la calidad el aire que respiramos en casa ahora que estamos confinados?

Un 70% de los españoles no ventila bien sus hogares y a veces la contaminación interior supera a la exterior. Te damos 10 claves para lograr un aire saludable en tu casa.

Es muy importante ventilar la casaFoto: La RazónLa Razón

Con la crisis del Covid-19 nos hemos visto obligados a estar confinados en nuestras casas. Sin embargo aunque parezca que estamos más seguros, el aire de nuestras viviendas puede estar incluso más contaminado que el de la calle.

Quedarnos en casa durante la cuarentena para ayudar a frenar la curva de contagios hace que muchas de las actividades que antes realizábamos en el exterior, como trabajar o practicar deporte, ahora las tengamos que hacer en un espacio cerrado. Teniendo en cuenta que el aire interior mantiene entre 2 y 5 veces más concentrados los niveles de agentes contaminantes que el exterior y que cada día respiramos entre 7.200 y 8.600 litros de aire, parece evidente la importancia de garantizar la calidad del aire en nuestros hogares para proteger nuestra salud.

Los expertos alertan de que un 25 % de las viviendas españolas supera el umbral de 1.000 partes por millón de CO2 al menos un día a la semana y que el 70% de los ciudaanos no ventilan su hogar dos veces al día como lo recomiendan las autoridades sanitarias.

El aire que respiramos en nuestro hogar suele causar molestias leves y la mayoría de personas experimenta una mejoría notable con tan sólo mantener una ventilación adecuada en su vivienda. No obstante, algunos focos de contaminación pueden acarrear serios problemas de salud y, si se respira durante años un aire contaminado, se pueden llegar a desarrollar enfermedades, sobre todo en el aparato respiratorio.

Un estudio publicado por la revista Science ha comprobado como una calidad deficiente en el aire de los espacios interiores puede provocar infecciones respiratorias como asma, lipoatrofia, alergias e, incluso, cáncer de pulmón. Son consecuencias graves y significativas y, sin embargo, no siempre prestamos suficiente atención a la calidad del aire interior de nuestros entornos.

También puede provocar otro tipo de malestares, como dolores de cabeza, somnolencia o fatiga mental.

Las principales causas de contaminación en nuestros hogares son el humo del tabaco, la velas, los limpiadores domésticos, los cosméticos, los productos químicos de los aerosoles y las cocinas y calefacciones. Sin embargo, es posible conseguir un aire más limpio y saludable en nuestro hogar siguiendo unas sencillas pautas.

10 consejos para respirar aire puro en el hogar

  1. Ventila al menos dos veces al día durante 5 minutos.
  2. Abre las ventanas todos los días del año ¡aunque sea invierno! Con tan sólo 5 minutos bastará para respirar un aire más puro y la casa recuperará enseguida su temperatura habitual.
  3. Renueva el aire antes de ir a la cama. La concentración de CO2 en una habitación sin ventilar puede provocar, entre otras cosas, dolores de cabeza durante el sueño.
  4. No abuses de las velas o del incienso y ventila siempre después de su uso.
  5. No fumes dentro de la vivienda.
  6. Si limpias el polvo. Es recomendable retirarlo con un trapo húmedo y fregar para limpiar el suelo, de esta forma se evita que las partículas sigan circulando por el aire.
  7. Elige bien los productos de limpieza. Fíjate en la Etiqueta Ecológica Europea (Ecolabel) que limita la emisión de ciertos contaminantes.
  8. Para otro tipo de productos (pinturas, moquetas, siliconas, papel de empapelar…) revisa la etiqueta “Emisiones en el aire interior” para saber qué grado de contaminación pueden tener.
  9. Controla la humedad de la vivienda porque es otro de los factores que puede agravar la contaminación en el interior de la casa.
  10. Revisa los circuitos de ventilación al menos una vez al año y cambia el filtro