Extremadura no cierra y vigilará el aislamiento de positivos y sus contactos

Acuerda medidas extraordinarias para contener la Covid-19 en siete municipios, entre ellos Mérida, Badajoz, y Cáceres

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, José María Vergeles, en rueda de prensa
El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, José María Vergeles, en rueda de prensaServicio Ilustrado (Automático) JUNTA DE EXTREMADURA

La Junta de Extremadura ha optado por no decretar el cierre perimetral de la región pero ha acordado medidas extraordinarias para contener la Covid-19 en siete municipios, entre ellos Mérida, Badajoz, y Cáceres, y dedicar recursos de las fuerzas de seguridad a controlar el cumplimiento del confinamiento de los ciudadanos que son positivos, están pendientes de resultados o son contacto estrechos.

El Consejo de Gobierno, reunido en sesión extraordinaria este viernes, ha decidido la adopción de medidas extraordinarias en Mérida, Badajoz, Cáceres , Aceuchal, Olivenza y Jerez de los Caballeros, así como el aislamiento perimetral de Zarza de Granadilla, que afectan a un total de 334.683 habitantes.

Igualmente, ha prorrogado las medidas de control de aforo en Fuente de Cantos, Hornachos y Villanueva del Fresno, que agrupan a 11.713 vecinos, aunque en este último municipio ha eliminado el aislamiento perimetral, que también desaparece en las zonas de salud de Hoyos y Villanueva de la Vera.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha indicado que Extremadura ha optado por que los recursos que tienen las fuerzas de seguridad se dediquen a controlar el cumplimiento de confinamiento de los ciudadanos que son positivos, están pendientes de resultados o son contacto estrechos.

“Entre confinar la región o controlar a las personas se ha decidido controlar a las personas porque puede tener más impacto en la reducción de la incidencia”, ha señalado Vergeles, que ha comentado que se dará traslado a la Delegación del Gobierno de la identidad de esta personas en las tres grandes ciudades (Badajoz, Mérida y Cáceres). Efe