Los vendedores ambulantes protestan contra las restricciones y el cierre de los mercadillos

La Asociación de Vendedores de Mercadillos (AVAMER) considera que los mercadillos son un lugar seguro por ser un comercio al aire libre

El colectivo de vendedores ambulantes, se manifiesta en Talavera de la Reina (Toledo) el pasado 21 de octubreManu Reino/EFEEFE

Los vendedores ambulantes no entienden que se impongan restricciones o se decrete el cierre de los mercadillos, derivado de la crisis del coronavirus, porque entienden que se trata de un comercio al aire libre y difiere del resto de comercios, que están abiertos y con restricciones de aforo, en espacios cerrados.

La Asociación de Vendedores de Mercadillos (AVAMER) ha emitido una nota de prensa este lunes para pedir la apertura de mercadillos ya que sostienen que al ser un comercio que se establece al aire libre, es seguro: “No solicitamos privilegios, ni medidas restrictivas para el resto del comercio que también lo está pasado muy mal. Exigimos igualdad, respeto y no discriminación”, explican.

Además, explica que en el documento aprobado por unanimidad el Consejo Interterritorial de Sanidad el pasado 22 de octubre, se apostaba por mantener abiertos los mercadillos en fase 1, 2 y 3: “Por desgracia algunas comunidades autónomas, como Castilla-La Mancha, no están trasladando este documento a su normativa anticovid y ordenan el cierre de los mercadillos o su limitación drástica”, afirman.

La asociación añade que se reserva todas las acciones jurídicas o de protesta ciudadana para paliar el enorme daño económico y moral que están sufriendo los vendedores ambulantes “como consecuencia de las medidas discriminatorias por parte del Gobierno de España, de algunas comunidades autónomas y parte de los ayuntamientos”.